LA MÁXIMA EXPANSIÓN DEL COMUNISMO

                     

Fue en  la década de 1970  cuando el comunismo  se había establecido en Cuba,  China, Angola, Mozambique, Vietnam, Laos, Camboya, Europa del Este y Somalia,  lo que representaba el 50 % de la población mundial, amenazaba la costa este de los Estados Unidos y avanzaba en los cinco continentes. Fue el peor momento para la libertad desde el desembarco en Normandía

En Europa occidental había partidos comunistas muy poderosos, especialmente en Italia, donde el Partido comunista italiano era el segundo  del arco parlamentario, igual que en Francia.  Se pensaba que Kruschef,  que había obtenido grandes  éxitos en el área espacial, podía adelantar a los EE. UU,  que se iban a entrampar en la guerra del Vietnam.

 El comunismo  se había infiltrado  en el seno de la Iglesia a través de la teología de la liberación, sobre todo en Centroamérica, donde prácticamente toda la iglesia era comunista. En Nicaragua había tres curas ministros en el gobierno déspota y criminal de los sandinistas. En el Salvador los  curas comunistas llegaron a celebrar misa con pistola.  La Compañía de Jesús, en otra época los soldados del Papa, había quedado diezmada.

Muchos pensaban que el comunismo  triunfaría en el mundo y que se crearía en Europa una situación parecida a la que hubo tras la caída del imperio Romano.

Bruscamente en 1989, con la caída del Muro, la URRS se desintegró. No fue por ningún ataque exterior, ni por ninguna catástrofe interna (terremoto, epidemia) sino por sus propias contradicciones.

Todos los países comunistas, con Rusia a la cabeza, abandonaron esa ideología excepto Cuba y Corea del Norte. Los partidos comunistas occidentales se avergonzaban  de su nombre y se hacían llamar Partido socialista, Izquierda Unida, etc.

Se podía pensar que vendría  el gran triunfo del liberalismo, pero no fue así, sólo hubo tímidos avances  y nada ha cambiado.  Si antes mientras Stalin mataba deliberadamente de hambre a seis millones de ucranianos los intelectuales Alberti y Neruda hacían odas al canal del mar Blanco ahora,   mientras los pistoleros de Maduro asesinan por la espalda a los manifestantes, en España hay diputados en el Gobierno, los de Podemos, que no se aver güenzan   de decir que son comunistas y llaman democracia participativa a lo que es una brutal dictadura.

 Siguen engañando al pueblo con el espejismo de la igualdad: “vivimos en una sociedad, afirman, en la que existen desigualdades de renta, desigualdades de riqueza, desigualdades de ingreso, desigualdades de raza,  desigualdades de género y nuestra tarea es tratar de equilibrar dichas desigualdades.” Nuestro propósito es “cambiar las cosas”, o sea,  hacer la revolución y conquistar el cielo porque el cielo no se merece, se conquista.

           Enrique Gómez Gonzalvo, 4-09-2022, Referencia 78


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s