EL PAPA FRANCISCO Y PUTIN

                                          

En una reciente entrevista del Corriere della Sera, el papa Francisco ha afirmado que la culpa de la invasión de Ucrania por Putin es «tal vez» de los «ladridos de la OTAN a las puertas de Rusia».  Por si no había quedado claro de qué lado estaba, continuó“A Kiev, por ahora, no voy», primero tengo que ir a Moscú y reunirme con Putin», que, dicho sea de paso, no responde a sus llamadas.

No debería extrañarnos dada su trayectoria. Cuando José María Bergoglio  fue elegido Sumo pontífice el 13 de marzo de 2013 el mundo se hizo la pregunta ¿será peronista,esa doctrina que imita al fascismo y que combina socialismo, nacionalismo y populismo? En Argentina el peronismo está infiltrado en muchas instituciones.  ¿También en la Iglesia? Al núcleo de la doctrina de Mussolini: todo en el Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado,Juan Domingo Perón añadió la retórica y demagógica alusión a los descamisados de Eva Perón y, todo ello, sazonado con una enorme corrupción. 

Ya al comienzo de su pontificadodijo que le gustaría una iglesia pobre y para los pobres.  Mal comienzo. Es la eterna retórica de pobres y ricos. El mundo ha mejorado por la globalización, es decir, por el liberalismo, consiguiendo disminuir drásticamente el hambre en el mundo. Puso en duda el derecho de los ciudadanos a la propiedad privada que, como el comercio, no la inventó nadie, surgió espontáneamente en el largo camino de la civilización.  No hurtarás, que supone la protección a la propiedad, está en los Diez Mandamientos y en el ordenamiento jurídico de todos los pueblos y sociedades.

 En su viaje a Ecuador, Bergoglio (no me sale llamarle Santidad), coincidiendo con el bicentenario de la emancipación de los países   hispanoamericanos, exaltó ese deseo  «nacido de la conciencia de falta de libertades de estar siendo exprimidos y saqueados». Quizá no sepa que el Imperio español desde el principio proclamó la dignidad de los nativos, inventó el derecho de gentes germen de los actuales derechos humanos y limitó el poder de conquistadores y gobernantes.

En su viaje a Cuba para saludar a su amigo Fidel no hay constancia que visitara a la oposición católica, en cambio habló del dios dinero y del paro de la juventud en Europa. A Raúl Castro le regaló un ejemplar de su exhortación apostólica EvangeliiGaudium yle animó a leerla “convencido que algunas cosas sociales de ella le van a gustar”.

Ocho días después del atentado de Charlie Hebdo (París1818) en el que hubodoce muertos y once heridos y en referencia precisamente a aquella barbaridad, pronunció su inolvidable frase «Es normal, si insultan a mi mamá pueden esperarse un puñetazo”).

                  Enrique Gómez Gonzalvo, 18-05-2022 Referencia 163


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s