EL INDIGENISMO

                                                    

 El indigenismo es un movimiento político  y cultural que se inició especialmente en Méjico, en el primer cuarto de siglo XX y que defiende la identidad política y social  de las culturas precolombinas. Es la reivindicación de las civilizaciones inca y azteca fundamentalmente frente a la cristiana y europea, del indio frente al blanco, de lo prehispánico frente a lo español  e incluso  de lo criollo.

Se trata de  la defensa del   multiculturalismo frente a la integración y al mestizaje que tuvo lugar en la etapa de la colonización. Emparentado  con la  exaltación del buen salvaje, ha sido adoptado por la izquierda totalitaria y por los nacionalismos europeos.

 Aunque existe en otros países,  el indigenismo se ha desarrollado especialmente en la comunidad hispana de América, que es la única de Occidente que no está en quiebra demográfica ya que todas las demás envejecen a una velocidad vertiginosa.

A lo que  había en América a la llegada de los conquistadores no se le puede llamar civilización puesto que no conocían ni la rueda y eran tan bárbaros que  no disponían de ganado ovino, ovino y caballar. Concretamente la sociedad azteca ha sido  con diferencia la sociedad más monstruosa   de todos los tiempos, mucho más que la espartana.  Esa cultura creía que el universo se sostenía gracias a los sacrificios humanos. Cientos de miles y quizá millones de indígenas fueron sacrificados por esta creencia.  Los osarios que han descubierto los arqueólogos demuestran que los aztecas sacrificaban y se comían una media de 50.000 personas al año.

España con el descubrimiento, conquista y evangelización de América  construyó  en ese continente  un imperio que duró 3 siglos con grupos indígenas diversos, con lenguas distintas, con religiones diferentes y en el momento de la independencia muchos de esos pueblos  eran  más ricos que los habitantes de  la Península.

España ha sido la nación que más ha promovido  el mestizaje, el comercio mundial  y la difusión del cristianismo, llegando a formar  una  comunidad de 20 naciones que hablan el mismo idioma,  además de la huella que ha dejado en lo que hoy son los Estados Unidos, pues casi la mitad de su territorio actual perteneció a  España en determinados momentos.

 Con la lengua española  llegó Grecia con  Aristóteles y Platón,  Roma con sus juristas  y  el Renacimiento. Llegó la cultura occidental basada  en la libertad, los derechos humanos y la conciencia moral. Aquellos   ciudadanos de la América hispana, no eran mejicanos, no eran  chilenos,  no eran peruanos y sí ahora lo son es gracias  a aquellos hombres.

Es verdad que la llegada de los españoles fue violenta como ha ocurrido en todos los procesos de conquista y colonización, pero no  es justo que, después de  200 años de independencia, se culpe a lo conquistadores  de que actualmente vivan millones de indígenas  en situación precaria, tanto  en Méjico como en  Guatemala, Perú, Ecuador, Bolivia y  Paraguay. Todos mejoraron con su llegada y todos empeoraron con  la independencia.

                Enrique Gómez Gonzalvo,  9-04-2022, Referencia 511


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s