LOS CURAS CATALANES AYER Y HOY

                           

El  18 de julio del 36  en ningún lugar de España  estalló con tanta virulencia  la furia revolucionaria anticlerical como en Cataluña. Ni siquiera en Madrid con  Paracuellos se mataron  tantos  curas  y monjas, además de empresarios, intelectuales y en general simpatizantes derechistas muchos de ellos  catalanistas.

Los dirigentes de la Lliga Regionalista de Cambó, de ideología catalanista y conservadora, horrorizados por la barbarie izquierdista que no respetó ni a vivos ni a cadáveres, financiaron generosamente al bando alzado. Llegaron a exhortar a sus paisanos a que se fugaran de Cataluña para alistarse en el ejército franquista.  Hasta el abad de Montserrat, Marcet, ordenó a sus monjes en edad militar que se pasaran a la zona nacional para empuñar las armas contra la República.

Finalmente,en enero de 1939,  tras casi tres años de guerra,  entró el ejército de Franco con el general Yagüe y el Tercio de Montserrat de catalanes voluntarios en Barcelona por la Diagonal. Lo primero que hicieron fue una misa en la plaza de Cataluña. Puede verse en fotografías de la Vanguardia una multitud, todos arrodillados con Yagüe a la cabeza, en el momento de la consagración.  

La alegría de los católicos era tal porque al fin dejaban de matarlos que tuvieron que prohibir, varias semanas después por orden del Ministerio del Interior, los banquetes de alegría,  festejo y  homenaje a las fuerzas liberadoras de Barcelona.

Cambó anotó en su diario la satisfacción por la conclusión de la “etapa más triste de la historia de España”, que no había comenzado con el Alzamiento del 36 sino con  la proclamación de la República.

Actualmente,olvidando la reconciliación que preconizó Azaña en su último discurso titulado paz, piedad, perdón,  los  castellano hablantes solo utilizan el español en la calle y en sus casas porque en los demás sitios lo tienen prohibido ya que  allí hay una dictadura.

Se ponen multas a los comerciantes que rotulan en español. En las escuelas se enseña  a los niños a odiar a España. Los medios de comunicación  hablan de ella como de un país extranjero. Se desprecia al  resto de los españoles y se dice que los andaluces son vagos.

Ya el 15 de noviembre del 2018 trescientos curas independentistas, los mismos que callaban ante la corrupción de los Pujol y ante los casos de pedofilia del monasterio de Montserrat y de Tarragona, en una carta dirigida a los obispos españoles sostenían que “hay personas procesadas y encarceladas por perseguir lo que muchos de nosotros consideramos justo y adecuado a derecho”. Mientras las iglesias permanecían vacías,  decían que había sido un error histórico la posición adoptada por la iglesia catalana en 1936 y añadían que el único camino positivo era el diálogo y el respeto a los derechos de Cataluña. Para ellos,  diálogo quería decir rendición. 

Los obispos catalanes también han estado a favor del indulto de Pedro Sánchez

a los presos por el procés.

    Enrique Gómez Gonzalvo  10-07-2021 Referencia 421


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s