LA IZQUIERDA Y LA HISTORIA DE ESPAÑA

                                

La izquierda no ama a España. Por eso ni comprende ni le gusta nuestra historia. Piensa que España es un conglomerado de pueblos catalanes, gallegos, andaluces, etc. que hoy viven juntos, pero que desearían separarse. Que la España cristiana es cosa de fachas o sencillamente no existe. Que  los Reyes Católicos no sentaron las bases del Estado español sino que son la fuente de todos nuestros males.  

Los progres califican las procesiones de Semana Santa como “desfiles de vanidad y rancio populismo cultural  de aspecto tenebroso”. Deberían saber  que ya en el siglo III había  procesiones y  que  de esa época es el concilio que se celebró en Elvira (Granada) al que asistieron 19 obispos. En cambio muestran cierta querencia por la civilización árabe.

  José Luis Cebrián, director del diario El País durante tantos años, cree que la Reconquista fue un error.

Están  convencidos, los progres,  que tuvimos suerte de haber formado parte de esa espléndida, avanzada y culta civilización árabe. Dicen que los andaluces  afortunadamente son mestizos  y descendientes  de los moros vencidos y que los demás españoles somos los descendientes de los cristianos vencedores.

Creen que Córdoba y Granada fueron las capitales que más brillaron en la época medieval. Piensan que Granada, tras ser reconquistada por los Reyes Católicos, volvió nuevamente a la Edad Media.

Lo que no dicen es que la “convivencia de las tres culturas”, salvo cortos  periodos de tiempo, fue un mito. Que Córdoba y Granada no brillaron en Europa porque, aunque geográficamente están situadas en nuestro continente, su cultura era asiática. Que Granada, tras la Reconquista, volvió a su cultura romana y cristiana, se incorporó al Renacimiento que se iniciaba en Italia (ahí está el Palacio de Carlos V) y más tarde, lo hizo a la Ilustración, al Romanticismo y después  a la Revolución industrial y a la Modernidad.

Tampoco saben o quieren saber que los civilizados no eran los moros, sino los cristianos con una civilización greco romana de más de mil años. Que apenas queda descendencia de los invasores porque fueron expulsados casi íntegramente al otro lado del Estrecho  a partir del empuje cristiano.  

Andalucía, nunca ha sido mora. Fue invadida por los moros, que no es lo mismo. En cambio, fue el origen de nuestra civilización.  La primera civilización que surgió en España, aunque los catalanes no lo admitan, fue la de los tartesios en el valle  del Guadalquivir. Después brilló la Bética, que dio a Roma dos emperadores, Trajano y Adriano (el tercero, Teodosio, nació en  Segovia).

En el preámbulo del Estatuto de Autonomía se considera a Blas Infante  como el padre de la patria andaluza. Blas Infante no fue padre de ninguna patria.  Fue un personaje estrafalario, que se convirtió al islam  en una pequeña mezquita de Agmhat, de Marruecos, adoptando el nombre de Ahmad. Quería restaurar el califato de Córdoba, pero no para separar Andalucía de España, sino para que España y Europa se convirtieran al Islam.

De verdad esos progres  que  habrían preferido que la Reconquista no hubiera tenido lugar ¿desearían vivir en el presente en la Andalucía ocupada por los que nos invadieron en el 711? ¿Qué tal estarían  con chilaba y sus esposas con burka?

         Enrique Gómez Gonzalvo 25-06-2021 Referencia 412

.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s