GIBRALTAR

                                                  

Gibraltar es una colonia británica en suelo español. Durante la guerra fría, para la Gran Bretaña, la aliada de Estados Unidos, Gibraltar era una base militar para controlar a los soviéticos que se intentaban extender por todo el mundo, también  por Argelia y en diversos países de África.

La salida al Mediterráneo oriental a través del Mar Negro para  controlar todo aquello siempre ha sido la ambición rusa, primero de los zares, después de lo soviéticos y ahora de Putin. Por ello, para Occidente era importante estar presente en el Mediterráneo occidental.

 Con la caída del muro de Berlín, Gibraltar perdió su poder estratégico, pero para Gran Bretaña sigue siendo un  orgullo imperialista y patriotero además de  la sede de sociedades ficticias para blanquear dinero y un lavadero de dinero negro.  

Desde que Castiella, en vida de Franco, consiguió que Gibraltar fuera declarado por la ONU territorio descolonizable, le correspondía a España hacer lo que fuera preciso para descolonizarlo y desde la transición no se ha hecho nada.  Ni siquiera Aznar, que tan buenas cosas hizo, no hizo nada por Gibraltar, a pesar  que las relaciones con Gran Bretaña en aquella época eran excelentes.

Como los gobiernos de izquierda suelen basar su política exterior en criterios ideológicos (anti americanismo, anti capitalismo, amistad con las dictaduras comunistas, tercermundismo, antiglobalización) y Gibraltar no entraba en estos apartados, tampoco hicieron nada bueno para descolonizarlo.

Los socialistas, lo primero que hicieron cuando  llegaron al poder  en  1982 con Morán como ministro de Asuntos Exteriores, fue abrir sin contrapartidas la verja de Gibraltar  para demostrar que nuestra política exterior no carecía de  buena voluntad.  Pensaban que,  aunque  Margaret Tacher había llegado  a  la guerra contra Argentina por Las Malvinas,  como éramos una democracia, nos iban a devolver el Peñón y lo único que consiguieron  con la apertura de la verja fue que se escapara algún mono.

 A nosotros no nos respetaron tanto como a los chinos.  A ellos si que  les devolvieron  Hong Kong, a pesar  que en China no había democracia.

No es ningún secreto que los británicos, y en particular los ingleses, se consideran una gente aparte. Será  por haber ejecutado a su rey casi ciento cincuenta años antes que los franceses. Dicen cosas como  “niebla en el canal de la Mancha, el continente aislado” ” y  “todos los europeos conducen mal, por la derecha”.  También afirman que fueron los primeros que instalaron la democracia parlamentaria, cuando  no es verdad. Nosotros les adelantamos 50 años con las cortes de León, según consta en un documento de las Naciones Unidas.

 Ellos nunca lo dirán y quizá muchos ni siquiera sean conscientes, pero querrían ser más como los españoles. Tienen la percepción  que en España  la gente es más cálida, menos estirada, más alegre (sin necesidad de alcohol), menos apegada a la tiranía de los horarios y vivimos más el momento. Creen  que no nos sentimos culpables por echarnos la siesta,  que disfrutamos con el sosiego de una larga comida, que tratamos con más afectuosidad a los niños y a los ancianos.  En resumen, que en España se vive mejor.

Enrique Gómez Gonzalvo Terminado 19/06/2021 Referencia 408


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s