EL LEGADO DE FRANCO

                                       

Ahora resulta que España nunca fue franquista, que la guerra civil la hizo solo Franco contra todos los españoles y además  fue un mal militar y un poco tonto.

 La verdad histórica es que Franco y la media España nacional que le siguió se rebelaron contra el comunismo,  para  evitar la dictadura del Frente Popular,  la quema  de iglesias  y que en España tras la revolución de Asturias de 1934 se impusiera un régimen soviético.

Es cierto que hubo una falta de libertades, pero los periodistas de izquierda, que son casi todos, hablan mucho de esto, pero poco de los avances económicos y de la profunda transformación de la sociedad. Para muchos Franco  fue  el cirujano de hierro que preconizó Joaquín Costa.

Su legado  ha sido una amplia  clase media y el  desarrollo económico. La transformación que se produjo en España ha sido tan poderosa que los jóvenes actuales no se hacen una idea  de aquella época. Durante la República en España no había nada y  cuando Franco murió,  el  78 % de las familias españolas tenían una casa en propiedad  y el 25  % dos o más.

 La dictadura fue  enormemente próspera y sacó a España de la pobreza cosa que no ha hecho el comunismo en ningún país.

Franco cogió un país en ruinas, sin reservas de oro y en 30 años lo convirtió en la novena potencia  industrial  del mundo según la ONU. En eso radicó su acierto y su categoría de estadista. El crecimiento económico   desde el año 59 hasta su muerte  en 1975, fue tan fuerte que se ha bautizado ese periodo como el del milagro económico y se acompañó de bajos impuestos y de seguridad en la calle.

También es falsa la idea tan extendida que el estado  social   fue desarrollado por los gobiernos de Felipe González.  El germen, sobre todo en materia de sanidad y de pensiones, estuvo en el franquismo; en todo caso con el precedente de Miguel Primo de Rivera y los gobiernos de Maura, pero fue Franco el que sentó las bases.

 Si bien la democracia actual haría muy mal en imitar a su régimen  en cuanto  a libertades civiles se refiere, copiar la política económica iniciada a partir de 1958, podría traernos  una nueva ola de prosperidad. 

Es injusto el complejo de culpa que le ha quedado a la derecha sociológica por haberle apoyado   durante la guerra civil porque  si hubiera perdido la guerra,  todo habría  ido mucho peor,

       Enrique Gómez Gonzalvo 29/05/2021 Referencia 379


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s