LA DICTADURA LINGÜÍSTICA

                                    

El español es lo que más une a los españoles porque es la lengua mayoritaria en todas comunidades autónomas.

Ocurre que en Cataluña, en el País Vasco, en la Comunidad Valenciana, en las Islas Baleares y en Galicia  existen una lenguas regionales y ese bilingüismo  ha sido  espontáneo y natural a lo largo de la historia.

Coincidiendo con el establecimiento de las autonomías se ha impuesto la dictadura lingüística, que eso es  la imposición forzada del  monolingüismo en la enseñanza, en la administración, en las instituciones,  en las actividades económicas y sociales,  un atentado contra la libertad y los derechos individuales.  

Según Convivencia Cívica Catalana solo el 8 % de los catalanes quiere la enseñanza solo en catalán, la mayoría prefiere la cooficialidad de las   dos lenguas, español y catalán, además de la enseñanza del inglés.

Europa ha recordado  a Cataluña que la inmersión lingüística es clamorosamente ilegal porque  el acceso igualitario a ambas lenguas debe estar garantizado.

La UNESCO defiende que los niños sean educados en la lengua materna, que  en amplias zonas de Cataluña, sobre todo en las ciudades, es el español.

El gran responsable de esta imposición dictatorial fue  Pujol, pero  el que impuso la idea de que el español que llegara a Cataluña a trabajar debería  pedir perdón por no hablar en catalán, fue  el comunista burgués Vázquez Montalbán

Posteriormente  Montilla,  presidente de la Generalidad del 2004 al 2010,  se comportó como el típico charnego agradecido.  En lugar de presumir de ser andaluz ha estado toda la vida pidiendo perdón por haber nacido en Andalucía y triplicó  las multas a los comerciantes que rotulaban en español.

 Quim Torra, Presidente de la Generalidad del 2018 al 2020 ,  a  los catalanes que  hablan español y a los españoles en general les llamaba  “bestias con forma humana que incitan al odio”.

El intento de secesión de Cataluña no se estaría produciendo si no se hubiera seguido  la política de apaciguamiento que nunca ha dado resultado. No se lo dio   a Chamberlain cuando llegó a Londres en el 1939 diciendo “traigo la paz”, después de haber claudicado ante Hitler   en la Conferencia de Múnich dejando   que se comiera pequeños países como Los Sudetes (Bohemia) o Austria.

 Tampoco ha dado resultado pensar que los independentistas iban  a dejar de plantear la ruptura de España y el derecho de autodeterminación porque se les diera un poco más de esto o de lo otro. Ni  convertir a  España  en la práctica en  un estado federal, pues  lo de  autonómico es un eufemismo,  ya que  está más descentralizado que muchos federales.

La iglesia católica también es culpable porque  desde la universalidad de un credo no se puede  reconocer la supremacía de un territorio. La  actitud que ha tomado  ante el separatismo catalán  ha sido  ambigua, contradictoria e intolerable.

 En  la Comunidad Valenciana y  en Baleares  también utilizan   la lengua para ser convertidas en colonias políticas de Cataluña.

 Armengol del PSOE, en Baleares,  echa a los sanitarios que no hablan catalán. Y  Ximo, Presidente de la Comunidad también del PSOE, está imponiendo el catalán en las aulas  y expulsando el castellano en Valencia.

Mientras, en Cataluña no dudan en favorecer la inmigración musulmana frente a la sudamericana  que habla español, a pesar de que  allí han tenido lugar cuatro de los cinco atentados fallidos de los islamistas que se han producido en España.

Enrique Gómez Gonzalvo  13/03/2021 Referencia 336


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s