LA UTOPÍA

La utopíaCharles Fourier describe así la sociedad utópica  en su obra La Basilala: “Mil hombres, o el número que se desee, de todos los oficios y profesiones, habitan una tierra suficiente para alimentarlos. Se ponen de acuerdo entre ellos en que todo será común… Todos juntos cultivan las tierras, recogen y almacenan las cosechas y las frutas de un mismo almacén. En el intervalo de estas operaciones, cada uno trabaja en su profesión particular. Hay un número suficiente de obreros, tanto para manipular y preparar los productos de la tierra como para fabricar todos los muebles y utensilios de distinto tipo. Aunque todo sea común, nada se prodiga, porque nadie tiene interés en coger más de lo necesario cuando está seguro de encontrarlo siempre porque, ¿qué haría con lo superfluo en un lugar donde nada falta?”

Mucho antes que Fourier, ya Platón, Tomás Moro, el dominico Campanella, el Abate de Saint-Pierre y otros muchos clérigos, filósofos, intelectuales o “iluminados” desarrollaron  un  “proyecto” para construir el paraíso en la tierra. En todos ellos, el  denominador común era la abolición del derecho de propiedad.

Robespierre afirmaba que, si suprimimos la propiedad privada y el comercio, la sociedad recuperaría inmediatamente la armonía.  Carlos Marx creía que la clase trabajadora en su inmensa mayoría rechazaba la propiedad privada.

Quienes realmente empezaron  a considerar la propiedad como  un robo y el comercio su instrumento fueron los esenios, una secta entre cuyos fieles más destacados estuvo Juan Bautista, primo hermano de Jesús.

No importa que vivamos en la mejor época de la historia de la humanidad y en el mejor de los mundos posibles.Que el porcentaje de la población mundial con desnutrición en 1935 fuera más del 50 % y ahora estamos cerca del 10 %. Que la tasa de de analfabetismo hace 200 años era del 90 % y ahora estamos rozando el 10 % y cayendo. Que la tasa de homicidios en Europa se hunda. Que cada vez somos más verdes. O que, finalmente la superficie de bosques en Europa haya crecido en los últimos 70 años.

No importa tampoco que todo esto se haya conseguido en los 200 últimos años con el desarrollo del capitalismo y de la democracia liberal. Ni tampoco que se haya demostrado que éstas sean las únicas fuerzas descubiertas para mantener a una población inmensa con niveles crecientes de bienestar y con los mayores grados de libertad y de defensa de los derechos humanos.

La utopía comunista goza de buena salud. Ellos consideran que el  mundo está mal hecho y que  pueden corregirlo. Quieren  hacernos felices a la fuerza.

Es normal que todos queramos disfrutar de un Estado que nos proporcione o facilite una vivienda digna, atención sanitaria y educación gratuita y un puesto de trabajo bien remunerado que culmine, al cabo de la vida, en una jubilación decorosa. En realidad estas aspiraciones no son descabelladas y algunas sociedades las han satisfecho, pero la única oportunidad para lograrlas es dentro del sistema, no fuera.

Es lo que ha conseguido la civilización occidental, en donde la inmensa mayoría de las personas viven como confortables clases medias. En todas esas sociedades, la mayoría entiende que el enemigo no está en la banca y en el sector empresarial, dado solo en las empresas donde únicamente se crea riqueza. También saben estas sociedades que, para consumir, previamente hay que producir y por eso  admiran a las personas emprendedoras capaces de producir riqueza.

Sin embargo, muchos no se dan cuenta que un gobierno no puede permanentemente gastar más de lo que ingresa sin que al final sobrevenga la catástrofe porque antes que consumir hay que producir.

En resumen: utopías, ninguna. El mundo en que vivimos es el mejor de todos los mundos posibles.

Enrique Gómez Gonzalvo 28/09/2019 Referencia 288

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s