FEMINISMO RADICAL Y PODEMOS

 

 

Feminismo El feminismo radical se basa en la idea de que la mujer es un ser inferior al hombre y como es inferior hay que protegerla del superior, que  además es malo. Esto no es cierto. Las mujeres no son inferiores, son distintas pero no inferiores.

Hay mujeres superiores y hombres superiores y hombres inferiores y mujeres inferiores. Hay  mujeres buenas y malas y hombres buenos y malos.

Lo que pasa es que los varones son  más agresivos.  Matan más y mueren más. Los hombres  matan muchas mujeres, pero matan más a hombres que a mujeres.  Por cada mujer, mata a tres  hombres. En cambio  las mujeres envenenan más que los hombres.

La violencia de género, de la que hablan los comunistas de PODEMOS, se basa en que las mujeres son atacadas por los hombres por ser mujeres.

Antes,  los enemigos de las comunistas  eran  los capitalistas, los liberales, los católicos. Ahora son también todos los varones.

La  ley de violencia de género va contra la Constitución porque no somos todos iguales ante la ley. Hay discriminación  de sexo. El mismo acto es delito si lo comete un hombre y falta si lo realiza una mujer.

La causa de esta “guerra” es que, como el marxismo no puede volver  a la lucha de clases por el escaparate de Venezuela y  no puede  atacar la propiedad privada porque hay muchos multimillonarios comunistas,  ha inventado  la “guerra  de sexos”,  pero todo es falso porque esta guerra  no existe en la realidad.   Es la forma de conseguir los votos de las mujeres.

Esta campaña es análoga en el desarrollo y en los objetivos a la “campaña por la paz” que se desarrolló en Europa en los años 60-70 del siglo pasado. El manifiesto  mundial por la paz, el desarme y la libertad lo dirigió el Departamento de Defensa de la Unión Soviética.

Resalta también esta campaña con el silencio de las feministas frente  a la lapidación de las mujeres en países como Irán o Araba Saudí.

En épocas pasadas, si que hubo una  lucha heroica de las feministas.  Fue  realizada por Emilia Pardo Bazán, Concepción Arenal y Clara Campoamor. Ellas no querían privilegios. Pretendían conseguir  la igualdad ante la ley y que no hubiera discriminación por razón de sexo. Gracias a ellas, España fue uno de los primeros países del mundo en que se implantó el voto femenino.  Ocurrió durante la Segunda República y se consiguió a pesar de que se opusieron socialistas y comunistas, porque creían  que  las mujeres obedecerían a los maridos y a los curas.

Actualmente nada  en España impide que las mujeres sean superiores a los hombres. Las mujeres normales, las que trabajan, las que no son comunistas,  no se reconocen víctimas  y les molesta que una ideología contraria a la  libertad, el comunismo,  pretenda arrogarse la representación de todas las mujeres. En cuanto a la retribución, la igualdad  de hombres y mujeres por el mismo trabajo está establecido por la ley desde tiempos de UCD en los años 80, hace casi 40 años.

Los comunistas de Podemos, como los comunistas de todos los países y de todas las épocas se arrogan la autoridad moral, no se en nombre de quien, para decir lo que está bien y lo que está mal. Será porque, como dicen la Constitución, todos los poderes emanan del pueblo y, como el pueblo son ellos, quieren imponernos su dictadura.

Enrique Gómez Gonzalvo Terminado 13/09/2019 Referencia 416

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s