DESPROGRAMAR A LOS SECTARIOS SEPARATISTAS

Sectarios El catalanismo nace con la idea de que España es más cutre, pobre e intolerante y que si Cataluña no es más, es porque España no le deja. Ellos se consideran medios franceses, por cuyo país  tienen una fascinación  incomprensible
 No dicen que son superiores sino que son distintos,  pues   no hay nadie que se considere inferior  que diga que es distinto.  Si realmente estuvieran  marginados pedirían la igualdad, porque éste es  el sueño  de toda comunidad que está marginada. Esto es el supremacismo.
 El 27 de octubre de hace dos años  los nacionalista proclamaron la República, a los 10 segundos medio se arrepintieron, algunos huyeron o fueron a la cárcel y otros la siguen reivindicando.  Han sobrepasado a Companys, que en el 34 proclamó, en el curso del golpe de Estado que dio el Partido Socialista en Asturias,  la república catalana dentro de una república federal que no existía. Esto no era la independencia,   su límite era el federalismo.
El empresario catalán Manuel Opazo señaló que “el gran problema   no está en  Cataluña, sino  en el hecho que  el Gobierno central está permitiendo y contribuyendo a que se desintegre la nación”. Lo que se discute en Cataluña es el imperio de la ley. En el País Vasco cuando se metió en la cárcel a los asesinos y a la Mesa de Herri Batasuna, los etarras dejaron de matar. Sin la izquierda, el separatismo en España no tendría ninguna fuerza.
 Todo comenzó el 22 de Febrero de 1916, cuando los 12 periódicos  de Cataluña, todos subvencionados, publicaron un editorial conjunto, contra la sentencia del Tribuna Constitución que lo había declarado inconstitucional varios artículos del Estatuto de Cataluña .Había sido redactado por Juliana, el director de la Vanguardia  y se titulaba   “por la dignidad de Cataluña”.   Mucho antes, en 1984,  Pujol, que  había dicho “ahora paciencia, después independencia”, fue declarado “español del año”, por  el diario ABC. El comunista Manuel Vázquez Montalbán escribió que nadie en Cataluña dudaba  que Pujol fuera honrado.  Nadie quería ver el problema catalán.
 Tenía  razón Borrell cuando dijo  que la política del Ibuprofeno ha fracasado en Cataluña ya que  el cáncer del separatismo no solamente no se ha curado, sino que se han producido metástasis en diversas regiones de España y se precisa una cirugía radical.
Boadella dice que como la mente de Cataluña es de secta, hay que desprogramar a los sectarios separatistas y esto requiere tiempo. Los sectarios   son dos millones de catalanes que creen pueden fundar una  república en Cataluña contra los 3 millones de catalanes y los 800.000 musulmanes que los llevaron porque, como no hablan español, aprenderían  catalán.
  La desprogramación a los sectarios será larga, puede durar años. Cataluña podrá ser administrada por catalanes, pero que no sean separatistas. Lo primero sería cortar el adoctrinamiento de las televisiones, anulando   la concesión del Estado de las que no tengan   un escrupuloso respeto por  la Constitución.
        Enrique Gómez Gonzalvo Terminado 01/09/2019 Referencia 393
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s