ERREJONISTAS Y PABLISTAS

 

ErrejonistasPablo y Errejón son lo mismo. Ambos son criaturas del régimen de Maduro. Nacieron  políticamente en Venezuela, cobraron en Venezuela  del dinero robado a los venezolanos o del que procedía del narcotráfico, vivieron en Venezuela y huyeron del paraíso comunista, que tanto admiran y querían crear otro en España.

No les importa que el comunismo haya sumido a Venezuela en la más absoluta miseria y que haya 4 millones de refugiados en los países vecinos, mientras Maduro está sacando el oro de la riquísima región del Orinoco. Solo en 1918 vendió 73 toneladas de oro a Turquía y a los Emiratos Árabes, sin la autorización de la Asamblea Nacional.

Aislado internacionalmente, Pablo y Errejón, Errejón y Pablo siguen defendiéndolo  junto al papa Francisco y pocos más ¿Qué tienen que esconder para justificar a ese régimen criminal? ¿Siguen cobrando comisiones? ¿Y Zapatero con tantos viajes’?

Todos los comunistas han hecho mismo  desde Lenin hasta Maduro y harán siempre lo mismo porque viene en la Historia. Todos  regímenes comunistas se basan en partido único, en un gobierno que es el partido, una justicia que depende del partido, una policía política que encarcelará a los que se opongan al partido. Sustituyen el dinero por la cartilla de racionamiento, pero no todas las cartillas son iguales. En la URRS llegó a  haber hasta 23 tipos de cartillas, unas más iguales que otras.

Desde siempre, todos líderes comunistas  tienen la propensión a  eliminar a los que  le han acompañado en la toma del poder porque eso es el poder absoluto.

Pablo, Irene, Errejón… Todos parecen tan buenos, tan discretos, tan amigos de los pobres. Siempre diciendo que ellos no son como los demás, que ellos no actúan por intereses personales, que ellos no se mueven por  dinero. Efectivamente, no son como los demás, son peores que los demás.

Pablo Iglesias ya dispone de un casoplón con 5 guardias civiles fijos que lo protegen, además de otros patrullando. Errejón, tan niño y ya “apunta maneras”. Sacó varios miles de euros de la universidad de Málaga con una beca black, por una investigación que no hizo, a cambio de hacer diputado al que le dio la beca.

Pablo y Errejón ya no son amigos. No es una cuestión ideológica… ¡Es el poder, idiotas!

Enrique Gómez Gonzalvo  16/05/2019

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s