ANTECEDENTES   DE LA DEMOCRACIA EN ESPAÑA

 

Las Cortes de CadizAunque  faltaba más de un milenio  para que se estableciera la democracia en España y  en todo el mundo,   si  nos cabe el honor  que las Cortes de León hayan sido el sistema parlamentario más antiguo, según  ha reconocido documentalmente la UNESCO.

El primer intento de establecer la democracia en España  no llegó hasta   las Cortes de Cádiz, en 1813, que aprobaron la Constitución, la tercera en el mundo, tras la francesa y la americana. Esto supuso que  la nación española asumiera la soberanía y liquidó el Antiguo Régimen de la monarquía absoluta. Y  precisamente  ocurrió cuando la mayor parte del ejército, de la nobleza y del clero decidió  rendirse ante el mayor ejército del mundo, el  ejército invasor  que venía con la guillotina y la diosa razón.

La labor de las Cortes de Cádiz, como reacción ante el invasor  fue   admirable, pero hicieron un país inviable.La Constitución de 1812 dio más poder al legislativo que al ejecutivo por lo que los gobiernos no pudieron gobernar. Se  abolió la Inquisición y el maltrato físico en las escuelas, pero pronto volvió el absolutismo y,  tras el  trienio liberal, vinieron varias guerras civiles durante el resto del siglo XIX.

Con la Restauración  de Cánovas se inició un régimen liberal conservador, que inició una   auténtica regeneración económica, cultural y social del país, pero no se llegó a una democracia completa como ocurrió en todos los países de aquella de época.

El gran error de la llamada Generación del  98  y posteriormente de  la Agrupación al Servicio de la República con   Ortega y Gasset, Gregorio Marañón  y Ramón Pérez de Ayala,  fue despreciar el régimen de la Restauración y no haberse integrado en el mismo para corregirlo desde dentro en lugar de sus escarceos republicanos.

La Segunda República no trajo la democracia.  Comenzó con la quema de iglesias y conventos y el asesinato de religiosos. Continuó con la revolución bolchevique de Asturias, en la que  se llegó a  eliminar el dinero. Para sofocarla, tuvo que traer el gobierno de la República al General Franco de África.

Dos años más tarde, tras el asesinato del jefe de la oposición, José  Calvo Sotelo,  se  produjo la sublevación de Franco, que estuvo plenamente justificada  porque España estaba al borde de una dictadura comunista.

Finalmente, Franco  murió en la cama, rodeado por el afecto de algunos y el temor de otros, porque no fueron capaces de derribar la dictadura.  Basó su legitimidad para gobernar, no en haber ganado unas elecciones que debería convocado   tras la pacificación del país, sino en haber ganado una guerra civil.

Enrique Gómez Gonzalvo  30/04/2019 Referencia 254

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s