ÁFRICA

 

AFRICAHace 6 millones de años, en el valle del Rif, en la actual Tanzania, un homínido comenzó a evolucionar y hace 200.000 años se transformó en el Homo sapiens sapiens. Hace  100.000 años un grupo de unas 50 personas, acosadas por la agresividad climática y las epidemias, decidieron abandonar el continente africano en busca de lugares más amables para su supervivencia y  desarrollo y se extendieron por toda la tierra. En los albores del cristianismo aquellas 50 personas lograron convertirse, en todo el mundo,  en el número récord de 200 millones, frente a los sólo 20 millones del mismo período que se reprodujeron a partir del millón de personas que permanecieron  en el continente africano.

Actualmente África posee aproximadamente los mismos habitantes que Europa a pesar de ser cinco veces más grande. Las causas de la pobreza de los que permanecieron en el continente africano   son múltiples.

Los progres la  atribuyen  a que  África estuvo sometida a una larga y paralizante colonización durante 75 años, sin embargo países que igualmente se independizaron por la misma época hoy están casi tan desarrollados como sus antiguas metrópolis.

Otros destacan los efectos perniciosos de la trata de esclavos que  duró 400 años, hasta que se produjo la colonización por las potencias occidentales,  que  produjo  un empobrecimiento en lo más importante para el desarrollo económico: el capital humano.

Para otros, en cambio, lo más importante ha sido  la dureza del clima por las altas temperaturas y los largos periodos de sequía, siendo especialmente severo al sur de Sáhara. Es un hecho empírico que los países más cercanos al Ecuador tienen niveles de renta per cápita más bajos que los de zonas más templadas. Este clima favorece la existencia de enfermedades endémica como el paludismo.

Tampoco  hay que olvidar la fragmentación étnica que ha producido un rosario de guerras interminables, iniciadas muchas de ellas por la ayuda de los países socialistas como Cuba y la antigua Unión Soviética en los años sesenta,  para implantar el comunismo.

La causa principal quizá  sean  las instituciones. Confirma esta afirmación  el hecho de que las democracias liberales son escasas y la norma son regímenes autoritarios y dictaduras camufladas bajo apariencias democráticas.

En el siglo pasado se proponían  políticas de ayuda al desarrollo y no tuvieron  a penas efectos beneficiosos. Ahora los Tramp en EE UU y los Pablo Iglesias y Le Pen en Europa, a la vez que  quieren impedir la deslocalización de las industrias para no perjudicar a los trabajadores de sus  países y van  en contra de la globalización piden “una tasa bancaria para transacciones internacionales destinadas a financiar la ayuda al desarrollo”.

Lo único que ha dado resultado han sido  las reformas liberales que   desde hace unos décadas se van introduciendo en algunos países, consiguiendo  que el ingreso per cápita haya aumentado y la pobreza extrema haya disminuido, salvo   en las zonas en guerra.

Enrique Gómez Gonzalvo  13/02/2019 Referencia 77

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s