COMO HEMOS LLEGADO A LA SOCIEDAD ACTUAL

 

hombre primitivoEl hombre, enfrentado a un medio hostil y rodeado de grandes mamíferos carnívoros para sobrevivir y vencer a sus dos grandes enemigos, el hambre y el frío, tenía que agruparse y vivir en sociedad.

La sociedad actual a la que hemos llegado, a semejanza de las sendas de los campos, no ha sido diseñada por nadie sino  que es el resultado de millones  de acciones individuales.

El problema es que el hombre por  naturaleza es muy  individualista y  vivir en sociedad   origina roces y problemas. Por eso, en la génesis de una  sociedad triunfa todo lo que favorece  la cohesión de la misma.

–El lenguaje. Si el homo sapiens tuvo su origen en África hace 150.000 años, el lenguaje  no apareció en algún sitio de ese continente hasta hace unos 100.000 años. Casi al mismo tiempo comenzó la fragmentación de las lenguas, que han ido disminuyendo y actualmente han quedado reducidas a 300 familias, con unas 6.000 lenguas vivas.

–El derecho de propiedad, el comercio. Sin él, la civilización no existiría.

–El matrimonio, la familia. Es fundamental para cuidar de la prole. A la vez, la familia es una unidad de producción mediante la división del trabajo.

–Las creencias religiosas. Millones de personas durante miles de años han creído en dioses porque así han intentado dar un sentido a sus vidas y una explicación a la génesis del universo.

—La moral, muy relacionada con la religión, ha sido lo más importante para lograr esa cohesión. Moral es lo que beneficia a la sociedad, son los Diez Mandamientos, es el Código de Hamurabbi, es el no robarás y el no matarás que aparecen en todas las  culturas.

–La autoridad. No sabemos cuando apareció en el curso de la evolución, pero debió de ser muy pronto porque todos los seres vivos necesitan saber quién manda. Inicialmente  se buscó un fundamento religiosos y desde el siglo XVII, un fundamento racionalista, pero siempre  los políticos tienen que buscar la legitimidad en el plano moral.

Ha sido una constante, que el depositario la autoridad, el grupo dirigente, ha tendido  siempre a abusar de su poder, a convertirse en déspota. Puede ser que haya alguna sociedad que esto no haya ocurrido, pero no hay constancia de ello.

Nada mejor para comprender la maldad de la naturaleza humana y la dificultad de la convivencia que recordar  lo que ocurrió en Liberia en 1822. Buscando una solución, la Sociedad Americana de Colonización comenzó a enviar a este país africano, colonia inglesa,  esclavos negros. En 1847 estos antiguos esclavos declararon la independencia de la República de Liberia, tomando el poder. Esta clase dirigente, que se referían a sí mismos como “americanos” conservaron las prácticas religiosas y costumbres sociales  de los blancos del Sur de los EE UU, de donde  procedían y trataron a los nativos, a los que consideraban incivilizados e inferiores, como ellos lo habían sido.

Civilizaciones han habido muchas a lo largo de la historia. Cada una ha tendido a organizar la sociedad a su manera, aunque, a decir verdad, sin grandes diferencias.  Las principales han sido:

La civilización  que surgió en Mesopotamia,  en el Creciente Fértil, tras crear las primeras ciudades-estado del mundo, inventar la escritura y la ganadería,  tras varios siglos de esplendor, se extinguió.

La civilización egipcia, tras un gran impulso inicial, prácticamente no avanzó nada en los sus 3.000 años de s existencia.

La civilización china se inicio alrededor del 2.000 a. d. C. Tuvo una época de esplendor alrededor del siglo XI,  inventando el papel, la porcelana y otras muchas cosas, pero se estancó hasta la llegada de los europeos.

La   civilización hindú se inició 2.500 a. d. C., organizaron la sociedad en castas y desarrollaron el hinduismo y el budismo y tampoco avanzó hasta la llegada de los ingleses.

Las civilizaciones americanas (maya, azteca e inca) se iniciaron más tarde y, cuando llegaron los españoles en el siglo XVI estaban en franca decadencia y no conocían ni la rueda ni la escritura.

El Budismo. Pierde terreno en Asia,  en cambio, en Occidente un porcentaje mínimo de la población la toma en serio, pero tan occidentalizada que se  convierte en irreconocible para los asiáticos que la practican. Especialmente extendida en China y Japón

El Confucionismo en China: se va debilitando y una voracidad del dinero la está reemplazando.

La  Civilización islámica  o Civilización musulmana, muy importante, no por los logros conseguidos, sino por su gran poder numérico y su carácter violento y por haber declarado  la guerra a nuestra civilización occidental. Extendida en el Norte de África y gran parte de Asia.

Ha sido la  Civilización Occidental,   la que surgió a orillas del Mediterráneo, en torno a las islas griegas, que hasta la Revolución Francesa recibió el nombre de Cristiandad y a partir de entonces de Civilización Occidental, es la que se ha hecho casi universal, la que se  ha extendido por toda Europa, América, Oceanía, Sudáfrica y gran parte de Asía, fagocitando  a todas las demás, excepto a la Civilización Islámica.

Esta civilización,  para evitar el despotismo, ha establecido  la elección de los gobernantes por el pueblo, los parlamentos para limitar el poder de los poderosos y la división del poder en tres estamentos (legislativo, ejecutivo y judicial), que se vigilan mutuamente. El invento ha funcionado. Es la democracia.

Enrique Gómez Gonzalvo 9/02/2019 Referencia 102


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s