SOCIALISMO EN ANDALUCÍA

 

1El socialismo pude ganar elecciones en Andalucía pero es incapaz  hacer que progrese por lo que  las políticas socialistas,  o han fracasado o es  que no se han aplicado nunca, porque Andalucía sigue en la cola de España en todos los medidores de bienestar y prosperidad y a la cabeza en paro, pobreza y miseria.

Mientras en el Norte de España hay provincias con pleno empleo, Andalucía tiene el doble de paro  que la media de España, 3 ó 4 veces el paro juvenil y en algunas profesiones, entre las  universitarias de Sevilla,  puede llegar hasta el 90 %.  También está en la cola  del PIB, en los últimos puestos en cuanto a la convergencia con Europa,  con lo salarios más bajos de España y con mayor número de hogares con dificultades para llegar a fin de mes.

Según el informe PISA tiene el peor nivel educativo de España, siendo el más alto el de Castilla León. Susana Diez se enfadó mucho  cuando   publicó este dato García Tejerina, ex ministra  de Rajoy, respondiendo con la más repugnante  demagogia  tercermundista que esto era “insultar a Andalucía”.  Desgraciadamente no es una opinión, Susanita,  es un dato de la Unión Europea.

En Andalucía hay zonas riquísimas que se han desarrollado a pesar de la Junta de Andalucía, sobre todo en Almería, en  Huelva y en la Costa del Sol, pero cuando murió Franco Andalucía ocupaba el penúltimo lugar en la prosperidad, solo por delante de Extremadura y hoy está en el mismo puesto, en cambio Madrid, gobernada casi todo el tiempo por el Partido Popular, ocupaba el quinto puesto y hoy está la primera.

La economía de Andalucía está totalmente subsidiada, especialmente en el Valle  del Guadalquivir, Córdoba, Sevilla,  Cádiz y Huelva.  Viven  del paro, de ayudas y de subvenciones, que  deberían  ser ocasionales, solo para las situaciones de emergencia. La gente ha de vivir de su trabajo y el seguro de paro únicamente para las situaciones especiales, porque la dignidad está en trabajar no en cobrar.

La corrupción  comenzó  con Alfonso Guerra,  el que tenía a su hermano Juan cobrando comisiones  en una oficina de la Delegación del Gobierno  en Sevilla de la Junta de Andalucía.

Juan Guerra, que iba a recibir a su hermano cuando llegaba en su Mistère al aeropuerto de Sevilla  para ver una corrida de toros, como hace Pedro Sánchez cuando va a un  concierto de rock,  quedaba en su oficina   para tomar un cafelito con los que  precisaban  acelerar los trámites de pensiones, subvenciones, etc. le daban dinero, Juan  llamaba a su hermano y aquello se desbloqueaba.  Pero  los socialistas tienen la costumbre cuando se hacen ricos de cambiar de casa, coche y compañera y la casa y el coche no se quejan, pero la compañera sí y la señora de Juan Guerra denunció a su marido porque se marchó con otra.

Otro hermano, Adolfo, apareció en París con unos langostinos gigantes en una gabarra en el Sena porque iban a presentar Andalucía en París y la mejor forma de que se enteren en París de lo bueno que tiene Andalucía es que vayan los señoritos de Sevilla a comer langostinos en el Sena.

Pero Alfonso Guerra  ha hecho cosas todavía peores.  Alfonso  es el que dio una rueda de prensa conjuntamente con el portavoz del Consejo del Poder Judicial y el Consejero de Justicia de la Junta de Andalucía  para insultar a la jueza Araya y apartarla de la instrucción del caso de los ERES porque les molestaba   y pusieron a una jueza tapadera, que  durante dos años paralizó el proceso hasta que llegaran las elecciones, pero la han tenido que apartar porque la recusó el PP. Ha entrado Pilar Ordóñez y ha visto que no se robaba solo en Empleo, sino en todas Consejerías y en todas se hacía lo mismo, por lo que  quiere revisarlas todas.

El dinero de los ERES debería haber sido para que  los parados de verdad se pudieran  reconvertir, porque la  gente ha de vivir de su trabajo, nunca del subsidio, pero los ERES han sido  la herramienta para el robo y  la corrupción ya que  el que parte y reparte se queda con  la mejor parte. Por este asunto hay 19 imputados, es decir, casi todo el PSOE andaluz. A   los dos ex presidentes  les piden, a  Manuel Chaves inhabilitación durante 10 años y   a José Antonio Griñán, además,  10 años de prisión.

Enrique Gómez Gonzalvo  26/11/2018 Referencia 368

 

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s