POR QUÉ LOS INTELECTUALES SON DE IZQUIERDA

 

intelectualesAunque hay intelectuales para todos los gustos, a favor o en contra de la libertad, de derechas o de izquierdas,  partidarios de la democracia o de la tiranía, etc. la mayor parte son de izquierda. Ello sucede desde   la antigua Grecia cuando Sócrates, Platón e incluso Aristóteles veían con recelo todo lo que oliera a actividad mercantil, empresarial, artesanal o comercial y tenían una profunda aversión  a los ricos.

También suele ser de izquierda el mundo de la cultura,  de la universidad, de la enseñanza, de    los periodistas, cuya independencia  en las tertulias televisivas  consiste en defender la postura del que le paga la nómina,  y que son, según el CIS, junto con los políticos el colectivo más desprestigiado para la opinión pública, así como  los cineastas y titiriteros, que se llaman pomposamente artistas intelectuales   “los  artistas de la ceja” y “los del no a la guerra”. Si bien, llamar intelectuales a los Barden, Billy Toledo o Fernando Trueba,  que producen  películas  subvencionadas que no interesan a nadie y encima escupen a España, es ofender a Unamuno.

Según Nozick,  son de izquierda, por  envidia y resentimiento. Ellos,  tienen muy buena opinión de sí mismos,  creen que la sociedad capitalista no les valora lo que hacen, no les paga lo suficiente y un inculto empresario que produce algo que la sociedad le demanda gana cien veces más que él.

Uno de los mayores éxitos de Lenin, tras fundar  Comintern (Internacional Comunista) fue conseguir que esos  artistas, escritores, pintores, músicos, cineastas, profesores y todos lo que los bolcheviques denominaban “fuerzas del arte y de la cultura” que vivían en Occidente y a los que empezó a llamar “intelectuales,” mostraran su simpatía y apoyo a la revolución rusa. Y tuvo tanto éxito que, desde entonces, el término  “intelectual” se ha degradado tanto que se ha convertido en sinónimo  de  simpatizante de los llamados partidos progresistas, eso si,  sin que la obediencia a dichos partidos les haya supuesto la menor pérdida en su trabajo o en sus ganancias, sino todo lo contrario.

En todos ellos existe una gran hipocresía, a pesar de enarbolar la bandera de la igualdad suelen amasar grandes fortunas cuando llegan  al poder los  simpatizantes de los diferentes partidos comunistas.

La mayoría de intelectuales, que se consideran tan listos, si tuvieran una mínima honradez intelectual, dado el tipo de sociedad que han creado los partidos socialistas y los comunistas  donde han gobernado y viendo que todos ellos  han fracasado, lo normal sería que dejaran de pensar que la  doctrina era hermosa pero que había sido mal aplicada y  que el comunismo fracasa siempre porque es incompatible con la naturaleza humana.

Enrique Gómez Gonzalvo 07/11/2011 Referencia 201

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s