FIDEL y RAUL CASTRO

                                              

 

Fidel CastroCuando Cuba alcanzó la independencia de España en 1998 tras la Guerra  Hispano Norteamericana, Cuba  era más rica que la metrópoli e incluso que Italia, lo que demuestra que no es verdad, al menos en este caso, que los países colonialistas esquilmaban  a las colonias, y  actualmente es más pobre que la República Dominicana.

Tras la toma del poder por parte de Fidel Castro marcharon 300.000 españoles, en su mayoría gallegos y asturianos, que fueron expropiados  y a los que todavía no se les ha indemnizado. Primero les dijeron  que les pagaría en sanitarios y cuando vino Fidel  a España,  que lo haría en caramelos. Ni lo uno ni lo otro. En el reciente viaje de Margallo a Cuba, éste le perdonó a Castro parte de esa deuda. ¿Puede perdonar un ministro la deuda del gobierno cubano no al estado español, sino a unos particulares?

Durante la larga dictadura de los Castro,   se han producido  tres millones de exiliados  para una isla que hoy cuenta once millones de supervivientes, entre presos  políticos y carceleros.

Incapaz de producir algo, no hay ni  azúcar ni industria y  sus únicos ingresos provienen de la prostitución infantil y juvenil y del blanqueo  del dinero procedente del narcotráfico.  En cambio, los exiliados que se marcharon a Florida han levantado un imperio de prosperidad.

Desde el año 1959, Fidel Castro  se convirtió en el paladín de la causa comunista en el planeta. Su verdadero leit motiv era ése y no la transformación del país.

Su sueño consistía en que en cada rincón del mundo un pequeño grupo de guerrilleros armados desatara una revolución antiimperialista, anti yanqui y anticapitalista que repitiera su triunfo político. Organizó movimientos guerrilleros en diversos países, financiados con el narcotráfico,  pues  Cuba era y es  la plataforma  desde donde se gestiona el tráfico de droga desde los Andes hasta EE UU, con ramificaciones para  África y Oriente Medio. Su narcisismo le impulsaba a imitar a Bolívar, Napoleón, Alejandro Magno para triunfar a escala planetaria.

Durante más de 15 años envió  decenas de miles de soldados cubanos a las guerras de Angola y Etiopía, cuyas bajas en combate superarían probablemente  a las  de las dos guerras de independencia que tuvo Cuba en el siglo XIX.

Apoyó  a todos los enemigos  de España incluyendo a los pistoleros de ETA  a los que también les daba protección.

Ante la disolución de la Unión Soviética y total descrédito del marxismo como referencia teórica, Castro reaccionó  como Corea del Norte, no cediendo un  milímetro de poder y no permitiendo la mínima apertura.

Nada de todo esto conmueve  a gran parte de la izquierda en España ni tampoco a Europa, sobre todo a Francia y  Alemania, a las que recientemente se ha sumado Obama, el Vaticano y el propio Mariano Rajoy.

¿Cómo se explica que Castro todavía sea bien visto por la izquierda de muchos países y por algunos líderes de la derecha si ni política ni económicamente nadie cree ya que Castro sea un ejemplo de nada?

Con el fallecimiento de Fidel nada ha cambiado en Cuba. Así son las monarquías comunistas, a Castro I le sucedió  Castro II y a éste, otro Fidel,  Fidel Díaz-Canel

Enrique Gómez Gonzalvo, 26/08/2018 (Referencia 92)

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s