EL VALLE DE LOS CAÍDOS

 

 

eL VALLE¡Qué obsesión de los socialistas con Franco! Tras 40 años de dictadura y 40 de democracia,  el Gobierno se propone desenterrar a Franco sin permiso de su familia,  un lugar en el que lleva enterrado 40 años. Insisten en exhumar su cadáver y convertir el Valle de los Caídos en un Centro Nacional de Memoria Histórica, cuyo coste supondría unos 214 millones de euros y en la Ley de Memoria Histórica  quieren imponer 4 años de cárcel a los que hablen bien del franquismo.

En cambio durante la Dictadura los socialistas no existían.  En la oposición había monárquicos, carlistas, liberales y muchos comunistas: del PCE, maoístas, trotskistas, PORE (Partido Obrero Revolucionario), Movimiento Comunista, UPG que era la ETA gallega, BNG,  pero no había socialistas.

El comunismo tiene razones para tener  inquina  a Franco,  porque  ha sido el único líder  que lo ha derrotado. Fue el jefe militar, político e histórico de la media España que hizo la guerra civil contra la otra media y es el símbolo de esa media España que le apoyó, la mayoría de ellos simplemente porque iban a misa y la totalidad  para evitar la revolución.

Pero los socialistas, ¿qué problema tienen los socialistas con Franco? Explica muy bien lo que pasó Gabriel Mario de Coca en su libro  Anticaballero. El profesor Besteiro, que tenía  1/3 del partido, culpó  a Largo Caballero y a Prieto  de buscar conscientemente la Guerra Civil en 1934 y más tarde  en 1936, que además de ser un acto contra la nación, fue una terrible guerra para implantar  una revolución de signo totalitario y bolchevique. Pensaban que Franco   no tenía  nada que hacer pues ellos tenían  casi todas las capitales de provincia, el oro del Banco de España, todas las industrias, las armas,  el ejército,  es cuestión de día, decían.  Perdieron la guerra  porque media España estaba en contra de la otra media que quería imponer una dictadura comunista.

El PSOE  nunca ha pedido perdón por llevar a España a la guerra ni por no haber colaborado con los franquistas y los comunistas de Carrillo cuando  trajeron la democracia, ni por haber respaldado al nacionalismo durante los años  que ha gobernado en democracia.

Han pasado 80 años de la guerra civil y los comunistas y los socialistas viven de Franco, su preocupación es Franco, sacar a Franco de la fosa porque ese muerto les ganó la guerra que ellos  perdieron y el que defiende que Franco no debe ser sacado de la fosa es porque es franquista y está a favor de la dictadura,  aunque los que intervinieron en esa guerra están todos muertos.

Desenterrar a Franco es despreciar a la media España que hizo la guerra con él. Es un insulto a la reconciliación de las dos Españas, al pacto de los franquistas con los comunistas de la transición,  a la Monarquía Constitucional, es volver  al espíritu de la guerra civil.

En el fondo deslegitiman la transición y el régimen del 78, la monarquía parlamentaria y constitucional y la democracia. Quieren volver a la Segunda República y echar de la política a media España, volver a la política de odio y confrontación.

En las fosas comunes de Paracuellos hay miles de cadáveres, de 5 a 8.000, 173 de ellos niños con sus padres.  Cuando las autoridades de la Dictadura fueron  a pedir permiso a los familiares para trasladar los restos al Valle de los Caídos, éstos se negaron. Dijeron que a los muertos hay que dejarlos descansar  en paz y  que ya estaban bien allí junto a sus compañeros. Franco respetó su decisión e incluso la mayoría ni siquiera fueron identificados.

Ir al Valle de los Caídos es como si  uno de Ciudadanos o del PP fuera en el  cementerio civil  de Madrid a la tumba de Pablo Iglesias y quisiera sacar su esqueleto. ¿Tendría sentido?

El que los nostálgicos de la dictadura, la extrema derecha, honren  a Franco, a Yagüe o a Mola no justifica que, no  ya el Partido Comunista sino los partidos democráticos  rindan homenaje  a Largo Caballero, Indalecio Prieto o Negrín. O  a todos o a ninguno. Mejor, ninguno, porque esa fue una de las peores  épocas de nuestra historia. Se   quemaron casi todas las iglesias de Madrid, fueron fusilados  8.000  entre curas, frailes y monjas y entre  30 y  40.000 personas  exclusivamente por ser católicos. Al finaL fue una guerra entre  católicos y  comunistas.

Enrique Gómez Gonzalvo  04/08/2018 Referencia 305

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s