ESPAÑA,  ¿NACIÓN DE NACIONES?

 

 

imagesEspaña es el conjunto de los españoles, es el pueblo español, es la historia de España. Puede ser una Monarquía, una República, una Dictadura, un juguete roto, puede ser cualquier  cosa, pero lo que no puede ser es una nación de naciones porque  desde hace 2000 años es una  unidad política, cultural, política, religiosa, forjada por Roma después de 200 años de guerra contra las tribus ibéricas.

Sobran las  disquisiciones  sobre los términos nación y nacionalidad y decir que Cataluña no puede ser  nación, pero si  nacionalidad porque lo primero es un término jurídico que implica soberanía y el segundo tiene un matiz sentimental, religioso, cultural, sociológico, es decir, que viene a ser igual que nación pero no es objeto de soberanía.  Tampoco tiene sentido hablar de nacionalidades históricas. España es la única nacionalidad histórica y todo lo demás, regiones, provincias, comunidades o nacionalidades son posteriores a ella, como los hijos son posteriores al padre.

España no  puede ser una federación con techos competenciales distintos porque la nación solo tiene sentido cuando hay una solidaridad entre  sus miembros  y sus regiones, de forma que los más poderosos ayuden con sus impuestos a los más pobres y desfavorecidos, función que si  antes era realizada por  la Iglesia o por las personas caritativas, actualmente es privativa del  Estado.

Los miembros de esa  comunidad política  que recibe el nombre de nación y que han elegido vivir juntos, precisan de unas normas de convivencia, de unas leyes, de un gobierno y de una policía para obligar al cumplimiento de las leyes y es entonces cuando la  nación se constituye en Estado.

El Estado puede adoptar diversas formas, Monarquía Absoluta, Monarquía Constitucional, República, etc. pero  si una parte de esa nación  se rebela contra el Estado,  éste debe   proceder a la detención de los responsables para enjuiciarlos y detenerlos y, para ello, para que la ley se cumpla,   dispone del monopolio de la violencia y están a su disposición, la guardia civil, la policía nacional y  el ejército, ya que si no se cumplen las leyes,  el Estado se desmorona.

El Jefe de Gobierno tiene la obligación  de hacer que las leyes se cumplan. Ayer era Rajoy, hoy Sánchez

Enrique Gómez Gonzalvo  16/06/2018. Referencia 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s