COMO NOS VEMOS LOS ESPAÑOLES

               
Cómo nos vemos los españoles  ¿Cuándo comenzó a ocurrir que los habitantes de esta nación perdimos   la más elemental autoestima y  adquirimos un extraño complejo de inferioridad  y de auto conmiseración? ¿Comenzó tal vez con la Leyenda Negra? ¿Estalló en el siglo XIX? ¿Fue con la crisis del 98? ¿Es culpa de la cruel guerra civil 1936-39? ¿De los cuarenta años de franquismo?  ¿Se trata simplemente, de una tara del sistema educativo, que olvida hablar de lo que ha sido y es España? ¿Hemos contraído un gen que nos convierte en cenizos?
Seguramente este complejo de inferioridad  se gestó fundamentalmente en el siglo XIX, cuando los  peores  reyes de nuestra historia (Carlos IV y Fernando VII), cayendo en la suprema ignominia, le ofrecieron la corona española a Napoleón mientras el pueblo llano luchaba y derrotaba a su poderoso  ejército en Bailén y más tarde en Arapiles, a pesar de que  lo expulsamos de España,  siendo este  el primer paso paraqué fuera   derrotado en toda Europa.
Pero lo peor tras la Guerra de la Independencia fue la imagen que nos formamos de  nosotros mismos: nos  veíamos como un pueblo  inferior, reaccionario, al margen de la modernidad europea, lleno de curas carcas. Para los progres,  Napoleón traía a España  la modernidad y el liberalismo. Pero…  ¿cuando un dictador puede representar la libertad!
Este pesimismo sobre nosotros mismos continuó durante todo el siglo XIX y  el XX, sobre todo entre los intelectuales.
Todos juntos empujaron a la clase política y a la opinión pública a la liquidación del sistema de la Restauración, dando paso a una dictadura (Primo de Rivera), a una República y finalmente a una guerra civil y a otra dictadura.
Hemos olvidado, por ejemplo, que en  Francia  las guerras de religión del siglo XVII, ocho en total de 1562 a 1598 entre católicos y calvinistas, que allí se llamaban hugonotes, fueron terribles, basta recordar la Noche de San Bartolomé. Que en EE UU  La  Guerra de Secesión de 1861 a 1865, produjo 1.030.000 bajas, el 3 % de la población,  porcentaje superior a la Guerra Civil Española. Que el pueblo alemán, tan culto él, aceptó el nazismo y fue responsable del holocausto.
Un observador imparcial, por el contrario pensará que somos un pueblo alegre y trabajador, escasamente violentos en la actualidad y que somos  un país en muchos sentidos estupendo, con dos mil años de civilización romana, cristina y europea a las espaldas, la duodécima potencia económica del mundo, con una alta renta per cápita, una calidad de vida excelente, un sistema de protección social que aún se sostiene, un clima benigno, una gastronomía extraordinaria, un patrimonio artístico y monumental entre los dos o tres más importantes del mundo, una industria turística poderosísima, una excelente red de infraestructuras, unas instituciones antiquísimas, empezando por la propia monarquía. Un país, en fin, plenamente integrado en la Unión Europea, el euro y todas las instituciones internacionales habidas y por haber.
Pues bien, nuestra autoestima continúa baja y ahora más que nunca, algunos bastantes,  quieren dejar de ser españoles, son los separatistas a los que se han unido la extrema izquierda.
Recientemente dos generaciones de catalanes y vascos han sido educadas en el odio a España y nuestra izquierda muestra, en el mejor de los casos,  indiferencia,  a nuestra nación y a sus símbolos.
Enrique Gómez Gonzalvo. Actualizado  el 17/01/2017 Referencia 8
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s