¿ISLAMOFOBIA?

 

Islamofobia El uso reiterado en los medios de comunicación  del término “islamofobia” responde a una campaña islamista puesta en marcha  por los mismos terroristas  que, pretendiendo ser antirracista,  busca en realidad prohibir toda crítica al islam y conseguir  la inmunidad para  los asesinos. Es como la catalanofobia, inventada por los independentistas  para justificar sus fechorías.
 Lo que deja en clamorosa evidencia los atentados de Londres, Berlín, Niza, Bruselas, París  y ahora Barcelona es que Europa tiene un tremendo problema.  El Islamismo es un peligro para la democracia porque  es  incompatible con ella  y no hay ni puede  haber  ningún país islamista que sea democrático como tampoco puede serlo  un país  comunista.
 Lo más grave de la situación es la falta de reacción de esa inmensa mayoría de musulmanes moderados, que no puede o no quiere marcar distancias con el terrorismo y el  radicalismo, por lo que el enemigo es no sólo el terrorista islámico sino la ideología que le da soporte. La colaboración de los musulmanes moderados en la lucha contra el terror   sería la mejor manera para evitar la islamofobia.
Pero más grave es la reacción de la formación antisistema la CUP con 3 concejales en el Ayuntamiento de Ana Colau de Barcelona que ha afirmado ante el reciente atentado yihadista de Barcelona del día 17 de agosto que “es terrorismo fascista fruto del capitalismo”
En España no tenemos grandes agrupaciones de musulmanes salvo  Cataluña con más de 500.000, como en Gran Bretaña, Francia, Alemania y Bélgica, donde  la gente pobre de los barrios en que se alojan los musulmanes tiene miedo ante esa gente  que no se integra y cada vez aparecen  más fricciones por el velo musulmán, el burka, la poligamia y otras costumbres que afectan a escuelas, piscinas, hospitales, polideportivos. En Muelenkan, Bélgica, donde los islamistas mandan en barrios enteros y de donde salieron los terroristas que cometieron algunos atentados,  la policía  peinó dichos  barrios y encontró  50 organizaciones criminales religiosas ligadas al terrorismo y con gente con armas preparada  para matar y que no fueron detenidos.
A  los políticos les da miedo reconocer la realidad  frente al terrorismo. Europa responde, una vez más con el buenismo para no hacer nada, siguiendo   la misma política de apaciguamiento de Chamberlain frente a los nazis.
 Tratar de esconder el problema con eufemismos ridículos llamando  al terrorismo islámico terrorismo internacional es un engaño. Tratar de ocultar la realidad de que prácticamente el 100% de los atentados que actualmente se producen  en Europa son  producidos por musulmanes y lo hacen en nombre de Alá  no va a evitar los próximos crímenes. Tratar de reducir el terrorismo a motivaciones económicas, como dice el papa Francisco y muchos progres, no sólo es abundar en una falsedad, sino que es un insulto a los más humildes.
 La gente  cree que al terrorismo no se le combate adecuadamente y  que las autoridades no hacen nada para proteger su seguridad. Esta ruptura entre representantes y representados,  alimenta a    la extrema derecha y existe   el peligro de que estalle el sistema democrático europeo.
Las autoridades tienen que   comprender que  Europa  no puede recibir más inmigrantes islamistas porque está comprobado que en   3 generaciones, la imposibilidad que los musulmanes se  integren en la sociedad occidental  por la incapacidad que tienen de vivir en un régimen de libertad. Ellos no quieren ser Occidente, ellos quieren conquistar Occidente y  el problema está en los hijos de los que fueron refugiados y en los inmigrantes de la segunda o tercera generación.
También tienen que comprender que  la inmigración tiene que ser legal, como  lo fue la española en Alemania durante los años 60  o la de  principios del pasado siglo en  América y que la primera obligación de Europa  es defender  su  población y  sus fronteras.
 Que  debe haber libertad religiosa, pero que  hay que  controlar las mezquitas que se dedican a propagar el odio y la doctrina del Coram que exige la eliminación física de los no creyentes.
 Esto no es islamofobia  sino defensa propia.
Mientras PODEMOS  se mantiene  en el Pacto Antiterrorista como “observador”  es decir, que ellos  estará vigilante  para ver si la policía “se pasa”.
Enrique Gómez Gonzalvo. 19/08/2017 Referencia 230
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s