¿ISLAMOFOBIA?

Islamofobia

El uso reiterado en los medios de comunicación  del término “islamofobia” responde a una campaña islamista puesta en marcha  por los mismos terroristas  que, pretendiendo ser antirracista,  busca en realidad prohibir toda crítica al islam y al terrorismo islamista. Es como la catalanofobia, inventada por los independentistas  para justificar sus fechorías.

La realidad es que el islamismo, como el comunismo, son     incompatibles con la democracia  y por eso no hay  ni puede  haber  ningún país islamista o comunista que sea democrático.

En España no tenemos grandes agrupaciones de musulmanes salvo  Cataluña con más de 500.000  En Gran Bretaña, Francia, Alemania y Bélgica, hay barrios en los que se tiene miedo ante esa gente  que no se integra y cada vez aparecen  más fricciones por el velo musulmán, el burka, la poligamia y otras costumbres que afectan a escuelas, piscinas, hospitales, polideportivos, etc.

En Muelenkan, Bélgica,  los islamistas mandan en barrios enteros y de ellos han salido terroristas pertenecientes a

organizaciones criminales religiosas con armas preparados  para matar y, aunque son conocidos por la policía, no han sido detenidos.

Europa ante el problema que representa el islamismo radical, para no hacer nada, responde una vez más con el Buenismo.

Esta ruptura entre representantes y representados,  alimenta a    la extrema derecha y existe   el peligro  que estalle el sistema democrático europeo. Está comprobado,  en tres generaciones, la imposibilidad que los musulmanes se  integren en la sociedad occidental  por la incapacidad que tienen de vivir en un régimen de libertad. Ellos no quieren ser Occidente, ellos quieren conquistar Occidente y  el problema está en los inmigrantes de la segunda o tercera generación.

Las autoridades  tienen que comprender que  la inmigración tiene que ser legal y que la primera obligación de Europa  es defender  su  población y  sus fronteras. Debe haber libertad religiosa, pero que  hay que  controlar las mezquitas que se dedican a propagar el odio y la doctrina del Coram que exige la eliminación física de los no creyentes. Esto no es islamofobia  sino defensa propia.

Tratar de ocultar la realidad de que prácticamente el 100% de los atentados que actualmente se producen  en Europa son  producidos por musulmanes y lo hacen en nombre de Alá  no es islamofobia.

Afirmar que  el terrorismo no se debe solamente a motivaciones económicas, como dice el papa Francisco y los progres, además de una falsedad,  es un insulto a los más humildes.

Afirmar que las autoridades deben proteger nuestras fronteras y que la gravedad radica en la ideología no es islamofobia,

es una obviedad.

No reconocer la realidad  y tratar de esconder el problema con eufemismos ridículos nunca ha dado resultado

Enrique Gómez Gonzalvo. 19/08/2017 Referencia 230

.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s