LA BANDERA ESPAÑOLA

 

LA BANDERA DE ESPÑAÑAPablo  Iglesias se quejaba “de tener que soportar, día tras día el nacionalismo español y su bandera monárquica y post franquista.”

Pablo, te voy a explicar al oído qué significa la bandera. Durante la Edad Media, aunque España ya existía desde hacía más de 1.000 años, las naciones no tenían una enseña nacional única que las identificara.  Eran más bien estandartes, enseñas, divisas, pendones, emblemas, distintivos diversos. Los barcos, en alta mar, llevaban una especie de pendón blanco, que se confundía fácilmente con las de otros países.  Por ello Carlos III convocó un concurso de banderas y eligió la rojigualda e Isabel II en 1843 la oficializaría como la bandera nacional.

Desde entonces, Pablo, la rojigualda es la bandera de todos los españoles,  de la monarquía ilustrada de los últimos Austrias, de la dinastía borbónica, de la dictadura de Primo de Rivera y de la del  General Franco, de la Primera República, de la Transición, de la nueva Monarquía Constitucional, con socialistas o con populares.

Pablo, no es la bandera  de Franco ni siquiera de Dª  Carmen,  no es de  derechas ni de izquierdas, es  el símbolo que representa a la nación española, a todos y cada uno de los 47 millones de españoles, ricos o mendigos, héroes o villanos y a nuestros antepasados.  Solamente  no fue la bandera de España durante la Segunda República, que sustituyó la  rojigualda por la bandera tricolor. Introdujeron el morado que había sido usado por los comuneros castellanos que se habían alzado en rebelión contra Carlos I.

Con nuestra bandera, Pablo,  se amortaja a los caídos en combate  en guerra por misiones en el extranjero o por actos terroristas en el País Vasco. Ante la bandera se cuadran los dignatarios extranjeros para honrar a España cuando vienen a nuestro país en visita oficial y ante ella se deberían llevar la  mano al corazón los espectadores de un partido de futbol cuando  suena el himno nacional en los partidos internacionales o cuando asiste S.M el Rey.

Esa bandera, que representa la soberanía nacional es la que se quema  un día sí y otro también en las algaradas callejeras o en los partidos de futbol por los independentistas catalanes o por los que no quieren a España.

Tú, Pablo, odias a la bandera y al himno nacional lo consideras “una pachanga cutre fachosa” porque odias a España.

Odias a una nación  cuya civilización empieza  hace tres mil años, que hace dos mil estaba romanizada y cristianizada casi por completo, que era reino cristiano independiente hace mil quinientos, el primer estado nacional europeo hace cinco siglos, el tercer país en proclamar su constitución con el añadido heroico de hacerlo en Cádiz cercado por el ejército napoleónico, el más poderoso del mundo y al que derrotó tras seis años de cruenta guerra.

Y odiando nuestra bandera, Pablo ¿quieres ser Presidente de la Nación Española?

Enrique Gómez  Gonzalvo, 26/03/2017 Referencia 90

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s