FRANCISCO FRANCO

descarga-1Nadie ha concitado de tal forma la adhesión y el odio de los españoles como Francisco Franco. Nació el 4 de Diciembre de 1892, de una familia modesta y problemática, un padre tarambana y alcohólico que acabó abandonando a la familia, una madre abnegada a la que idolatró y tres hermanos: Ramón, héroe de la aviación por la hazaña del Plus Ultra, Nicolás vividor y Pilar dicharachera.

Carácter. De poca estatura, voz aflautada, poco brillante en las aulas, introvertido, austero, desconfiado, pragmático, valor físico, frialdad de ánimo, cinéfilo, pescador y cazador. Llegó a África, a la legión española, que era si cabe más feroz que la francesa, empezó a mandar soldados, interviniendo en más de 130 combates y se transformó en una persona deshumanizada, privado de compasión y empatía.

Guerra Civil El promotor de la conspiración, fue el General Mola que adoptó el nombre clave de El Director, que tenía el proyecto de constituir una Junta Militar presidida por el general Sanjurjo. Franco, indeciso, no se sumó al Alzamiento hasta el asesinato del Jefe de la oposición, Calvo Sotelo. Tras la inesperada muerte del General Sanjurjo, en una reunión de altos mandos militares en un aeródromo cercano a Salamanca fue nombrado Generalísimo de los Ejércitos y 7 días después Jefe de Gobierno.

Franco y los generales sublevados no eran fascistas. No tenían un proyecto político como Hitler o Mussolini. Eran fundamentalmente anticomunistas, como tantos españoles, que fueron empujados a la sublevación por la deriva revolucionaria de la República, pues sin la bolchevización del PSOE no hubiera habido guerra civil. A los sublevados le apoyó media España, la media España que se resistía a morir.

Una vez iniciada la guerra, la crueldad se dio en los dos bandos. En el republicano se mataba simplemente por ir a misa como en Paracuellos, donde fueron asesinados 6.000 personas, muchos de ellos niños, siendo comisario político Santiago Carrillo. En el bando nacional tambieron se produjeron casos de gran crueldad.

Ideología política: Franco fue siempre fundamentalmente un militar. Despreciaba a los políticos. Repetida es la conocida frase que le dirigió a un alcalde: haga como yo, no se meta en política.

Su pensamiento era conservador: amante de la familia, del orden, de la propiedad privada. Lo más característico es su anticomunismo. Esto fué una constante a lo largo de su vida, pero no le llevó al liberalismo, a defender la libertad del individuo, pues ya sabemos que no hay nada más opuesto al comunismo que la libertad. Y es que él desconfiaba de la libertad que creía llevaría España, a los partidos políticos, al parlamentarismo, al sindicalismo, a la lucha de clases, a las huelgas, al desorden, al caos y en resumen, al desastre.

En su descargo tengamos en cuenta, que así como el siglo XIX fue el siglo del liberalismo, el siglo XX fue el de su descrédito y defunción. Fue el siglo de la aparición o desarrollo de los totalitarismos: comunismo, fascismo, nazismo.

Acertó en su anticomunismo, en contra de tantos defensores, que se llaman a sí mismos intelectuales. Es la ideología que ha producido 100 millones de muertos y la ruina en todos los países en que se ha establecido.

Nunca entendió que Occidente no le aceptara si había derrotado al comunismo internacional. Y lo atribuyó a una conjura judeo, masónica y liberal “que si a nosotros nos honra, a ellos los envilece”. Algo había, pues no fue aceptado, precisamente, por haber derrotado al comunismo.

Su gran aliado fue la Iglesia. Protegió los valores familiares y morales ligados al catolicismo, no en balde la República se inició con la quema de iglesias, continuó cuando mandaban los gobiernos republicano-socialistas y se incrementó durante la guerra (8.000 sacerdotes asesinados, 4 obispos e incontables españoles por el mero hecho de ir a misa).

Franco respondió al apoyo de la Iglesia dándole toda clase de privilegios. Por eso no comprendió cuando en el tardo franquismo, comenzó la oposición de algunos obispos (Tarancón y Añoveros), gran parte del clero vasco (que además colaboraba con ETA), los curas obreros, etc. Así en 1969, se inició la descomposición del franquismo.

Despreciaba a Don Juan, que no entendió nunca la Guerra Civil. Intentó pactar con Franco, con Hitler, con Roosevelt, con Santiago Carrillo (estuvo a punto de presidir la Junta Democrática). Por esto nombró sucesor al príncipe Don Juan Carlos a título de rey.

Lo que más preocupa a la izquierda no es el paro, no son las pensiones que no están aseguradas, no es secesionismo catalán. Lo que más le preocupa es Franco a pesar de que lleva 40 años debajo de una losa de 1.600 Kg. Por eso borran el nombre de las calles de sus simpatizantes, sin tener en cuenta que a Franco le apoyaron a comienzos de la Guerra Civil el 50 % de los españoles y tras el gran salto económico de los años 60, posiblemente el 75 %.

Enrique Gómez Gonzalvo 13/02/2017. Refeencia 20

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s