EL CAPITALISMO

 

el-capitalismo

 

                                                 

 

 

El capitalismo es el sistema económico basado en la propiedad privada y en el libre comercio sin apenas intervención del Estado, salvo para conseguir  que todos los ciudadanos sean iguales ante ley  y  evitar  los monopolios.

 

 Se diferencia del socialismo y del comunismo en que, en el primero,  los medios de producción son propiedad del Estado y en el  segundo, son propiedad del Estado  los de producción  y los de consumo.

 

 El capitalismo no tiene su origen ni  en el Renacimiento ni en la Revolución industrial del siglo XVII ni siquiera  en Adam Smith  sino en la Edad de Piedra. Fue entonces  cuando nuestros ancestros empezaron a intercambiar productos para

lo cual que era necesario el respeto a la propiedad privada.

 

 La tendencia del ser humano a intercambiar sus productos surgió de manera espontánea como el lenguaje, el matrimonio o la familia. El proto capitalismo,  como sistema político, surgió tras el feudalismo con  la aparición   de   un nuevo grupo social, la burguesía. Los que vivían en los burgos o ciudades comenzaron a basar su poder en su trabajo,  en la ganancia que éste les dejaba y en el comercio. Este sistema se desarrollaría durante el Renacimiento y, más tarde, en el siglo XVII con la Revolución industrial y ya en el siglo XIX con el liberalismo.

 

A pesar de ser el sistema que ha producido mayor riqueza y libertad, sus enemigos son muchos y muy poderosos.  No tienen en cuenta  que en el siglo XVIII la esperanza de vida era de 40 años y que más del 90% de la población mundial vivía en una economía de subsistencia y que solo cambió con la revolución industrial y la llegada del capitalismo.

 

 Durante la Edad Media, al menos hasta el Renacimiento, el comercio era considerado como una actividad maldita  y la miseria era algo que incluso se santificaba,  pues la pobreza era consideraba una virtud. Hacerse rico mediante el comercio estaba mal visto y prestar dinero con interés se consideraba usura. Esta era una de las causas del estancamiento económico.  Como contradicción los pobres eran sospechosos, porque podían serlo por sus pecados.

 

Todo cambió  con la secularización que se produjo,  sobre todo, a partir del siglo XVII, cuando se comprendió que prestar dinero no era pecado sino un acto comercial, en los que las dos partes  salen beneficiadas. El que presta  dinero porque recibe una compensación y el que lo recibe, porque piensa que con ese dinero realizará otra operación comercial de la que obtendrá un beneficio mayor.

 

 Esta postura medieval de la Iglesia ha vuelto con nuevos bríos con el actual inquilino del Vaticano que ha afirmado que  el capitalismo es “una economía que mata”, “los empresario no deben existir para ganar dinero” y “el dinero es el estiércol del diablo”.

 

Los intelectuales que, con sus proyectos de mejorar la humanidad han producido millones de víctimas, continúan siendo enemigos del capitalismo. Ellos se creen superiores y pretenden crear un orden nuevo organizando la vida de la humanidad. Es la Fatal Arrogancia, de Hakey.

 

 Para los políticos demagogos y carentes de escrúpulos, que tanto abundan, alcanzar el poder es más fácil desde la demagogia de un partido de izquierda engañando  a una opinión pública poco ilustrada y que en su gran mayoría se desentiende de la política. Es  más fácil prometer el reparto que cifrar el éxito y el beneficio personal en el esfuerzo individual y en el trabajo. Es más fácil hacerles creer que ellos, la izquierda, son los buenos y que la derecha representa el egoísmo, porque a la gente le gusta más oír que tienen derecho a todo,  a que todo lo pueden conseguir dependiendo del esfuerzo, de la valía personal y naturalmente de la suerte.

 

Enrique Gómez Gonzalvo Actualizado 18—11–2016  Referencia 17

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s