SUSTITUTOS DE LAS RELIGIONES

              

la-religion

                              

                                   

 Religiones han existido  miles a lo largo de la historia. No ha habido pueblo, sociedad o comunidad, o al menos no hay constancia de ello, que no haya querido dar una explicación  a los fenómenos de la naturaleza,   a la génesis del universo y   al destino de nuestras vidas después de la muerte para calmar la ansiedad ante el incierto futuro.

En el siglo XVII, coincidiendo con el declive de las religiones, surgió el racionalismo de Descartes que,  pretendiendo terminar con el oscurantismo de la Edad Media, produjo una progresiva descristianización de Europa. La superstición, que es todo lo que no tiene base científica, dio paso a la razón. Es el “pienso luego existo.” Las religiones serían sustituidas por las religiones  y los sacerdotes por los intelectuales, que no serán  los intérpretes de los dioses sino  sus sustitutos y como ellos querrán organizar nuestras.

 El racionalismo y la ciencia tampoco consiguieron la regeneración del hombre y el pensamiento racionalista no pudo sustituir al pensamiento religioso por lo que  la Europa del XIX continuó siendo  católica, al menos en lo que se refiere al dogma.

 Tras la Revolución francesa, aparecieron el marxismo, el nacionalismo, el ecologismo y ese amor desmedido a los animales.

La Revolución francesa, considerada la madre de todas las revoluciones, no pretendía la reforma de Francia, sino la regeneración del género humano, la creación de un hombre nuevo. Lo mismo que Jesucristo.

El marxismo es una herejía  del cristianismo y a la vez pretendió ser su sustituto. Como él, tiene soluciones para todo y promete el cielo aunque de forma muy diferente. Los cristianos lo anuncian  para la otra vida, pero hay que merecerlo en la presente mediante las buenas obras.  Los comunistas  lo anuncian para este vida, pero no hay que merecerlo, dicen  que “el cielo hay que conquistarlo”  mediante la revolución, es decir, con la  violencia, con la guillotina. El resultado ha sido la ruina económica en los países en que se ha aplicado y 100 millones de muertos. 

En cuanto al Nacionalismo, el profesor Dawson de la universidad de Harvard afirmó que es un sustituto de la religión y por eso habla de la sacralidad de la patria. Juan Pablo II afirmó que el Nacionalismo es el paganismo de nuestro tiempo. Se trata de una religión laica, con su liturgia, su simbología, su historia de ficción, sus talibanes voluntarios, la persecución del infiel, etc.

 Para los ecologistas  lo sagrado no es el hombre, es la Tierra.  ¡Salvemos la Tierra! es el grito de guerra. Hablan de la madre tierra, en cierto modo volviendo  al Paleolítico cundo se hablaba de la diosa madre tierra y se le ofrecían sacrificios humanos.

 Pronostican  toda clase de desgracias si no se cuida nuestro planeta. George Ward, un biólogo de Harvard, afirmaba hace cuarenta y cinco años que «la civilización acabaría en 1990 ó 2000, a no ser que se tomaran acciones inmediatas para evitar los graves problemas  con que se enfrenta la humanidad».

En cuanto al amor desmedido a los animales  y la tendencia de los animalistas a identificarlos casi humanos es un tema bastante estúpido. El maltrato animal es condenable, pero no por razones morales, sino más bien racionales.

        Enrique Gómez Gonzalvo, 29/10/2016. Referencia 23

.

.

..

.

        Enrique Gómez Gonzalvo, 29/10/2016. Referencia 23


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s