JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO, EL HOMBRE 

Zapatero  El mismo se definió como optimista antropológico, que en un juego de palabras se puede traducir por antropoide optimista, que en lenguaje vulgar quiere decir tonto perdido.

Ignorante, vanidoso, lunático. Si bien es cierto que la cara es el espejo del alma, en el caso de Zapatero es su sonrisa la que tenemos que estudiar.

Al tratarse de una sonrisa permanente, tanto en la felicidad como en la desgracia, cuando hay buenas noticias o cuando son malas, podría no ser una sonrisa sino una contractura involuntaria de los músculos de la cara que producen la sonrisa llamados maséteros.  Es la denominada  risa sardónica que se presenta  en los enfermos que sufren tétanos. Naturalmente, hay que descartarlo.

Podría ser un problema de malformación dental, que llevara una férula en su dentadura, como la que usan durante el sueño los que padecen  bruxismo (rechinar de dientes). Me consta que esta no es su situación.

Se trataría de una sonrisa boba que le provoca una expresión idiota y que se acompaña de unos ojos de alucinado.

 Pero es una sonrisa engañosa, porque  Zapatero no es tan tonto como parece  y además, detrás de esa sonrisa se esconde  un malvado. No con otro calificativo se puede denominar al que aprobó la Ley de la Memoria Histórica para reavivar el rencor, el enfrentamiento y la división de los españoles a los 69 años de terminada la Guerra Civil,  en la que se produjeron crueldades en ambos bandos y para las que se promulgó una  amnistía, tanto para los responsables del genocidio de Paracuellos como para los asesinos de García Lorca.

Actualmente es miembro del Consejo de Estado con un sueldo vitalicio de 100.000 euros anuales. ¡La cantidad de comidas que podría repartir Caritas entre los indigentes!

Contrastan estas opiniones con las de nuestro rey emérito que dijo a un periodista. “Es un hombre muy honesto, muy recto, que no divaga, o sea, la gente cree que hace cosas así… como divagando, pero no hay nada de eso.””El sabe muy bien hacia qué dirección va y por qué y para qué hace las cosas. Tiene profundas convicciones. Es un ser humano íntegro”. Seguro que es más perspicaz para matar elefantes o seducir corinnas. Esto lo decía, mientras Zapatero le pagaba la vivienda de Corina en Suiza a cambio  de que le permitiera desarrollar la ley de Memoria histórica, a pesar de que él fue designado sucesor con el título de rey por el General Franco.

No es muy diferente lo que expresaba su esposa, Dª Sofía, según afirma en su libro Pilar Urbano: “Zapatero es un presidente joven, muy volcado en su tarea, nada superficial ni engreído. Tanto él como Sónsoles, su mujer, tienen un saber estar muy agradable. Es una pareja muy familiar: desayunan, comen y cenan en casa juntos siempre que pueden. Ella no es la típica ‘mujer de’, es cantante profesional, no es una aficionada y asiste a sus ensayos, sus conciertos, sus óperas…”

Quizá la mejor frase que le define  a Zapatero es “la tierra no pertenece a nadie, solo al viento” y su proyecto más extravagante, la Alianza de Civilizaciones, de la que dijo Aznar: las alianzas se hacen entre civilizados no entre civilizaciones.

En la historia quedará como una basurilla cósmica, vagando por el espacio, como la que dejan los satélites artificiales, pero Zapatero hizo mucho daño a España, a Cataluña y a su partido.

Enrique Gómez Gonzalvo, 30/07/ 2016 (Referencia 109)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s