LA LEYENDA NEGRA

               

Leyenda negra

                                          

La Leyenda Negra es la corriente de opinión según la cual el paso de España por la Historia ha sido siniestro: una mezcla de crueldad, fanatismo, violencia e ignorancia, que no ha aportado al mundo nada más que dolor. Todos los grandes episodios que jalonan la historia de España han sido una calamidad: la Reconquista, una muestra de fanatismo religioso frente al avanzado y tolerante Islam; la conquista de América, un expolio y  genocidio de los bondadosos indígenas; las guerras de la Reforma y la Contrarreforma y la guerras de Flandes son la manifestación de la extrema intolerancia de un pueblo fanatizado  y salvaje.

Todos los países que han ejercido una hegemonía mundial han sufrido una “leyenda” parecida, pero a los ingleses y franceses, por ejemplo, les ha dado completamente igual las opiniones de sus enemigos, “ladran luego cabalgamos”, pero entre nosotros han sido demasiado los españoles que la han dado por buena.

Lo peor es que, aunque según el historiador e hispanista Henry Jamen, la “leyenda negra” ha dejado de existir desde hace muchos años en el extranjero, en España son todavía muchos los españoles que siguen teniendo una pésima opinión de nosotros mismos y de nuestra historia.

La realidad es muy diferente. La aportación de España a la cultura occidental ha sido inmensa. Brevemente:

–España ha sido  el único país europeo que siendo dominado por los musulmanes fue reconquistada para el cristianismo y si Europa sigue siendo cristiana y su civilización es la occidental, se debe en gran parte  a la defensa de Viena por Carlos I frente al  acoso otomano.

–Francisco de Vitoria, el fundador de la Escuela de Salamanca en el siglo XVI estableció las bases del Derecho internacional, siendo el precursor de la idea de la Organización de la Naciones Unidas.

–Los mismos padres jesuítas de la Escuela de Salamanca propugnaron el sometimiento del poder político a unos principios morales, antecedente  de los Derechos del hombre, de la Revolución Francesa.

–Igualmente con sus principios liberales,  fueron los precursores de la ciencia económica contemporánea, anticipándose en 200 años a Adam Smith. También  defendieron la división de poderes de Montesquieu, frente a los protestantes partidarios del absolutismo.

–300 años antes de la abolición de la esclavitud durante la Revolución francesa, la controversia de Valladolid entre Sepúlveda y el padre Las Casas ante Carlos I, se llegó a la conclusión  que, puesto que los indígenas americanos tenían alma, eran sujeto de derechos.

–En el concilio de Trento, los teólogos españoles defendieron el libre albedrío, fundamento del ser humano, frente a la doctrina de la predestinación protestante.

–En la colonización de América, aportamos  una religión que eliminó los sacrificios humanos, unió todos los pueblos desde Río Grande hasta la Patagonia, lo   que produjo un largo período de paz hasta la independencia en la  que se reanudaron las guerras.

–En 1803 fuimos capaces de acometer la primera expedición sanitaria internacional que registra la historia para combatir la viruela en América.

–En 1808, coincidiendo con los peores reyes de nuestra historia, el pueblo español fue capaz de derrotar y expulsar a Napoleón de nuestra patria, mientras se redactaba la Constitución de 1812, la tercera del mundo. Todo se hizo  sin guillotinar a nadie como habían hecho  los franceses pocos años antes.

 Resumen: juzgar, aprobar o condenar los acontecimientos de otras épocas no tiene sentido porque hay que situarlos en su contexto. Ha habido luces y sombras, pero los errores no estamos condenados  a repetirlos. Pensar en una decadencia continuada, que para algunos se inició con los Reyes Católicos, es absurdo. El balance de nuestra historia es claramente positivo.

Actualmente no somos una potencia hegemónica, pero todavía somos un gran país.

           Enrique Gómez Gonzalvo 25-07-2016 (Clave 120)

 

 

 

 

 


Una respuesta a “    LA LEYENDA NEGRA

  1. Creo que, concretamente “La leyenda Negra”, la cual muchos españoles todavía acusan, no empezó con los reyes católicos, sino con la llegada del absolutismo borbón impuesto por los teje maneges de Francia e Inglaterra. Pues según los sucesos históricos se pede deducir que fué a partir de la llegada de estos, a la corona española, cuando se observa que los únicos logros y meritos de el estado español solo se puede atribuir al pueblo y no a la corona ni al estado nacional. Elementos que, da la sensación, solo han entorpecido el progreso de nuestro país desde la fecha.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s