HOMOSEXUALIDAD

Homosexualidad 1 El diccionario nos dice que es la atracción sexual por personas del mismo sexo y poco más sabemos. En cambio si  es cierto que:

1-No es enfermedad, si tenemos en cuenta la opinión de la OMS, que en 1980 la eliminó de la lista de enfermedades psiquiátricas.

2-No es una opción sexual. Nadie elige ser gay o lesbiana. La orientación sexual surge a principios de la adolescencia, sin ninguna experiencia sexual previa.

3- No es normal si “normal” significa lo mayoritario, como tampoco es normal el ser zurdo o el ser albino.

4-No sabemos si es congénita o adquirida. Ninguno de los estudios en ambos sentidos son concluyentes.

5-Nos quedamos, pues,  con que la homosexualidad es una “anomalía.”

Existen dos genes relacionados con la homosexualidad, pero no sabemos su papel. Se cita con frecuencia un estudio realizado en 1992 en EE UU, según el cual, si un gemelo es homosexual, su hermano tiene  52 % más de probabilidades de serlo. No tiene gran solidez científica si tenemos en cuenta que los hermanos gemelos suelen compartir toda clase de experiencias desde su niñez hasta la adolescencia.

Antes se creía que tenían gran influencia en su aparición los factores sociales y educativos. Por ejemplo se pensaba que era más frecuente en hijos de madres dominantes o en esas familias de padre alcohólico y madre sufridora. Tampoco es más frecuente cuando los padres adoptivos son ambos homosexuales.

Más frecuente entre los que trabajan en el espectáculo y algunos medios culturales y de comunicación.

En cuanto a su forma de ser parece que existe una sensibilidad gay: ellos se fijan en cosas que nosotros no vemos y con alguna frecuencia son narcisistas.

En resumen, lo más probable es que exista una predisposición a la homosexualidad, pero que sean otros elementos biológicos o ambientales los que impidan o permitan su establecimiento.

 Lo más importante:

1-No se trata de si es bueno o malo ser homosexual, como no se trata de si es bueno ser diestro o zurdo.

2-No se debe considerar como una desgracia, salvo que él se sienta desgraciado.

3-Nadie por su condición sexual puede ser discriminado en ningún aspecto de su vida. La sociedad y la familia  no tiene nada que decir sobre la condición sexual del individuo. Puede ser homosexual, heterosexual, bisexual, casto, virgen o eunuco. Pero nadie puede ser discriminado por el hecho de serlo, ni ser objeto de burlas, empezando por la escuela y por  la sociedad. Tampoco debe haber una discriminación positiva, ni necesitan privilegios.

4-La unión de dos homosexuales debe tener los mismos derechos y obligaciones que todas las parejas de hecho, pero no es un matrimonio, aunque lo diga el Congreso de los diputados, como la Tierra no dejaría de ser redonda aunque así lo afirmara el Papa o las Naciones Unidas, porque matrimonio es la unión de un hombre y un mujer. Declarar lo contrario  es una ofensa gratuita a los católicos, a la tradición cristiana y al sentido común.

5-Por el bien del niño, los homosexuales no pueden adoptar niños. El desarrollo de la sexualidad está unido al de la afectividad. Para un buen desarrollo emocional se precisa presencia de un padre y una madre.

6-Hay que reconocer el terrible sufrimiento de los homosexuales a lo largo de la historia. Todavía hoy la homosexualidad está castigada en 75 estados (la mayoría en África y Asia), en 6 de ellos con la pena de muerte (Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Mauritania, Sudán y Yemen). En Irán, país de cuya TV  ha cobrado Pablo Iglesias 2 millones de euros, directamente los ahorcan.

7-Lo del orgullo gay de los zerolos y compañía es una charlotada que en nada beneficia a los homosexuales.  La  opción sexual de cada uno, no es algo que tenga que estar penado, pero tampoco subvencionado. Pasar de la persecución que hubo es su día, al orgullo gay es otra tremenda equivocación.

8-No tiene nada que ver con la Pedofilia o Pederastia, que es la relación sexual, generalmente sin llegar al coito, con niños del mismo o distinto sexo. Ambas están incluídas en las parafilias, que es la presencia de intensas y repetidas fantasías sexuales de tipo excitatorio como el exhibicionismo, fetichismo, frotteurismo.

¡Que ningún clérigo, ayatola o fanático de cualquier ideología vuelva a perseguirlos!

Enrique Gómez Gonzalvo, 4-Abril-2016 (Ref. 107)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s