SOCIALISTAS EUROPEOS Y ESPAÑOLES

 

Socialistas europeos y españolesAunque el socialismo es un error, Churchill decía que socialismo es la distribución equitativa de la miseria,   hay quien cree que es lo mejor para los pobres.

 El origen está en el Contrato Social: prima la opinión de la mayoría sobre el individuo. El hombre pierde sus derechos al pertenecer a una sociedad, y es el poder político el que concede los derechos al individuo.

Socialistas europeos. Aunque creen que el poder público debe intervenir en todo: salarios, pensiones, enseñanza y desconfían de la libertad económica (lo que ellos llaman despectivamente los mercados) porque dicen que crea desigualdades sociales, perjudicando a los más desfavorecidos, su proyecto es fundamentalmente económico.

Despojados de las supersticiones del marxismo, unas veces gobiernan solos, alternando el poder con los conservadores, democristianos o liberales, o  se integran en  coaliciones con esa misma derecha, como sucede actualmente en Alemania, pero siempre colaborando con  esa gran familia política presidida por la tolerancia. Nunca pactan ni forman coaliciones con comunistas, fascistas y autoritarios de toda clase- militaristas, ultranacionalistas, fanáticos religiosos- con los que no creen en la democracia ni en la alternancia democrática en el gobierno.

De esta forma se ha creado en Europa una sociedad próspera, alejada de los extremismos y en la que predomina una poderosa clase media, que ha renunciado a la revolución. Vota al centro derecha o al centro izquierda, a partidos a los que la gente no tiene miedo porque sabe que en ellos no hay nada revolucionario.

Socialistas españoles El programa del PSOE se resume en una frase: el odio a un ente mítico que ellos llaman la derecha, cuando no la derechona.

Les da igual abrazar a un partido de extrema izquierda, separatista,  nacionalista  anarquista o a uno de centro. El caso es echar al PP. ¿Por qué? Por odio.

Tras las elecciones autonómicas y municipales, en lugar de seguir a los partidos socialdemócratas europeos, que hubieron pactado con la derecha, entregaron a Podemos, las alcaldías Madrid, Barcelona, Cádiz, Zaragoza y La Coruña y apoyaron  a los independentistas en las Comunidades de Baleares, Valencia y Aragón, formando gobiernos revolucionarios en la décima potencia industrial del mundo  con gentes que  asaltan capillas católicas (todavía no han llegado a quemarlas) o dicen frases como esta: arderéis como en el 36 (no saben que comenzaron a arder en el 31, el mismo día que se proclamó la República, en el 36 lo que hicieron fue comenzar a fusilar).

Momento actual. Pedro Sánchez, el actual Secretario General del PSOE, debe elegir entre ser un socialdemócrata europeo normal, de centro izquierda, cuyo aliado natural es el centro derecha o un socialista radical, capaz de aliarse con los podemitas, de carácter revolucionario y violento y con los separatistas catalanes y vascos que quieren romper España.

 

Enrique Gómez Gonzalvo, 5 de Abril de 2016 (Ref 86)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s