COMUNISMO

PCE El comunismo se basa en conseguir una sociedad en la que todos los seres humanos sean iguales. El sentimiento es bueno, la idea es mala.

El sentimiento es bueno: evitar la explotación del hombre por el hombre. Coincide con el concepto cristiano de la caridad, de ayudar a los pobres, a los desposeídos. Por eso, muchos católicos que han perdido la fe  pero que siguen conservando esos sentimientos, abrazaron el comunismo.

La idea es mala porque no se adapta a la naturaleza humana.

ANTECEDENTES

Ha habido muchos intentos por parte de “pensadores”  de hacer una sociedad perfecta.

El primer intento de crear el paraíso en la tierra fue Platón, que expuso sus ideas en La República. El Estado estaría gobernado por filósofos (hoy llamaríamos intelectuales) y cuando el pueblo se identificara con ellos, se conseguiría una armonía tan perfecta como la del universo. No tuvo en  cuenta el libre albedrío, las pasiones y los vicios de los hombres.

En el Renacimiento, Tomás Moro, en la Utopía, expuso unas ideas en la misma dirección.

El comunismo  viene de la Ilustración.  Rousseau, el primero y más típico representante de la misma, dirá en El Buen Salvaje, que el hombre es bueno, pero que lo corrompe la sociedad. Organizando esa sociedad, crearíamos un hombre nuevo.

¿POR QUÉ HA FRACASADO EL COMUNISMO? Por una sola razón: porque no se adapta a la naturaleza humana. Veamos:

1- La civilización sin la idea de propiedad privada no existiría

El intercambio de productos, el comercio, el derecho de  propiedad, no fueron impuestos por nadie, surgieron espontáneamente en el desarrollo de la civilización.

2-El altruismo  abstracto y universal es excepcional. El trabajar gratis para nuestros semejantes no motiva a casi nadie. Solo existe el altruismo dirigido a nuestros hijos, porque son nuestros propios genes.

3-Al no haber estímulo para el enriquecimiento personal para nosotros o para nuestros hijos, no tiene sentido el esfuerzo personal, es decir, el trabajar más allá de lo necesario para nuestra supervivencia, por lo que la sociedad no progresa.

4-No se  valora el éxito ni el prestigio social, que son considerados valores fascistas. El deseo de aumentar la autoestima, han sido uno de los grandes motores del progreso.

5-Va contra el matrimonio, la familia y las creencias religiosas. Los tres factores han favorecido la supervivencia de los grupos sociales que los practican, al aumentar la cohesión social

6-Las personas cuidan más sus bienes individuales que los colectivos.

7-¿Es lícito obligar a una persona a trabajar más para aumentar el bienestar de otra, más allá de lo que voluntariamente desee?

8-Colocan al Estado por encima del individuo. Sólo es bueno lo que beneficia al Estado despreciando al individuo.

CAIDA DEL COMUNISMO. Aunque no fue derribado por nadie, sino que cayó por sus contradicciones internas, disolviéndose como un azucarillo, hay que recordar a tres personalidades que si contribuyeron a su caída.

— Ronald Reagan pudo lograr una reconstrucción económica y militar tan gigantesca que cuando la URRS quiso emularla, se colapsó.

— Margaret Tacher con sus firmes convicciones a favor de la libertad.

–Juan Pablo II. Combatió  al enemigo que tenía dentro de su propia iglesia como caballo de Troya, la llamada Teología de la Liberación descaradamente comunista, totalitaria y pro soviética, que consistía básicamente en que para conseguir la igualdad, legitima la violencia y el terrorismo.

Una foto para la historia es la del papa en el aeropuerto de Managua, cuando un cura ministro de la dictadura sandinista, Ernesto Cardenal, al hincar la rodilla para besarle la mano, se encontró con el dedo de Juan Pablo  II que señalándole le dijo “esta no es la doctrina de Cristo”. Cardenal bajó la cabeza y besó el anillo.

¿POR QUE ES TAN CRUEL EL COMUNISMO? En su nombre se han cometido los más horrendos crímenes como no hay parangón en la historia. La lista es interminable: Stalin, Mao, Ceaucescu, Fidel Castro, etc.

El Libro Negro del comunismo da una cifra que se acerca a los 100 millones de asesinados en todo el mundo.  No contamos los soldados que murieron en la Segunda Guerra Mundial, sino los asesinados en sus propios pueblos: 65  millones en China, 20 en la Unión Soviética, 8 en Laos, 3 en Corea del Norte.

Quizá lo comprendamos mejor si pensamos en los intelectuales, como  Jean Paul Sartre, prototipo de todos ellos.  Nadie ha tenido tanta  fama y prestigio como ideólogo, filósofo y escritor como él. Se le concedió el Nobel de Literatura. Algún adulador dijo que el siglo XX sería el siglo de Sartre.

El, desde una altura solo superada por Lucifer cuando se rebeló  contra  Dios, predijo la marcha ineluctable de la historia hacia el comunismo y dijo que su misión era impulsarla y que para ello sería necesario el terror revolucionario: “el terror es un triste deber revolucionario”, es decir, que solo se puede implantar  mediante el terror.

EL COMUNISMO VOLVERA

Podría pensarse que una ideología, un sistema que ha producido más de 100 millones de muertos en sus propios  países y que además ha llevado a la ruina a toda la población, desde  Cuba (la nación más rica de  Hispano América,  en los años 30 y que hoy es la más pobre  exceptuando Haití), hasta Rusia, China, Angola, Mozambique, Vietnam, Laos, Camboya, Europa del Ese, Somalia, Angola, Mozambique, Etiopía y otros países, nunca más volverá.

Pero el comunismo, la doctrina, no se ha condenada. Los gobernantes comunistas no han sido juzgados. No ha habido un tribunal de Nuremberg como el que juzgó a los nazis. En España, Paracuellos no se ha investigado, ni siquiera es de buen gusto recordarlo. Carrillo, el responsable, fue homenajeado en su 90 cumpleaños. Entre los asistentes (más de 400) Pérez  Barba, ex rector de la Universidad de Madrid y ex defensor del pueblo dijo: aquí estamos los buenos  y faltan los malos.

A Labordeta, comunista de la Xunta Aragonesa, partido comunista-nacionalista de Aragón, el que ha pasado a la historia del parlamentarismo porque dijo a los diputados del PP en las Cortes: ¡Váyanse a la mierda!, el que se presentó a unas elecciones al Parlamento Europeo en coalición  con Harry Batasuna, cuando  murió le pusieron su nombre al mejor parque de Zaragoza, el anteriormente llamado Parque de Primo de Rivera.

¡Con los hijos ilustres que ha tenido Zaragoza!  Baltasar Gracián, Francisco de Goya, Conde de Aranda, General Palafox, Ramón y Cajal, Miguel Fleta, Joaquín cosa, Fernando el Católico. Sin contar el fundador de la ciudad, el emperador Augusto.

La doctrina comunista  tampoco está condenada y  un gran parte de  intelectuales, sindicalistas, profesores, periodistas, escritores, académicos, titiriteros, tienen simpatía por ella y sienten nostalgia de la URRS. Afirman que, aunque  el comunismo fracasó en todos los países, la doctrina es buena.

Recientemente ha resurgido en España con gran fuerza a través de PODEMOS, creado por un grupo de “intelectuales” de la Universidad Complutense, que, una vez más, cargados de vanidad y soberbia, quieren no reformar, sino reorganizar  la sociedad y dirigir nuestras vidas, porque ellos saben lo que nos conviene.

 

Enrique Gómez Gonzalvo 22 de Febrero de 2016 (Ref 6)

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s