17 CAPITALISMO

El capitalismo es un sistema económico basado en la propiedad privada y el libre comercio, sin apenas intervención del Estado,  que solo debe intervenir  para  que todos los ciudadanos sean iguales ante ley y para evitar  los monopolios.

Socialismo es el sistema económico en el que los medios de producción son propiedad del Estado. Comunismo son propiedad del Estado los medios de producción y de consumo.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             Liberalismo es la defensa de los derechos y libertades del individuo con el único límite de no afectar a la libertad y a los derechos de los demás.

Origen

El capitalismo no tiene su origen  en el Renacimiento, ni en la Revolución Industrial del XVII, ni siquiera  en Adam Smith,  sino en la Edad de Piedra cuando nuestros ancestros empezaron a intercambiar productos. Para ello era necesario el respeto a la propiedad privada. No lo ha inventado nadie. La tendencia del ser humano a intercambiar sus productos surgió de forma espontánea como el lenguaje,  el matrimonio, la familia.

Como sistema político   surgió tras el feudalismo, con la aparición de un nuevo grupo social, la burguesía. Los que vivían en los burgos o ciudades comenzaron a basar su poder en su trabajo y  en la ganancia que éste les dejaba y en el comercio.

Se inició  durante el Renacimiento, se desarrolló en el siglo XVIII con la Revolución industrial y se extendió en el siglo IXX con el liberalismo.

Enemigos. A pesar de que es el sistema que ha producido mayor riqueza y libertad, sus enemigos son muchos y muy poderosos.

1-La Iglesia. Para ella, hacerse rico mediante el comercio está mal visto. San Ambrosio, obispo de Milán, decía que el rico era ladrón o hijo de ladrón. Se condenaba prestar dinero con interés.  Esto no es pecado, sino un acto comercial, en los que los dos salen beneficiados. El que presta el dinero porque recibe una compensación   y el que lo recibe, porque piensa que con ese dinero realizará otra operación comercial, de la que obtendrá un beneficio mayor.

Esta sería una de las causas del estancamiento económico durante la Edad Media. Como contradicción los pobres eran sospechosos, porque podían serlo por sus pecados.

La postura de la Iglesia no ha cambiado. Es cierto que condena el comunismo, pero habla de una “tercera vía” que nadie sabe lo que es.

2-Los intelectuales. Los mismos que  con sus proyectos de mejorar la humanidad han producido millones de víctimas, continúan siendo enemigos del capitalismo. Lo  condenan  por diversos motivos:

–Por envidia y resentimiento. Cree el intelectual que el mercado le da menos de lo que realmente vale.

–Por soberbia. Se creen superiores y pretenden crear un orden nuevo, organizando la vida de la humanidad. Es la Fatal Arrogancia, de Hakey

–Desconocen en su gran mayoría el  funcionamiento de la economía.

–Como hombres de pensamiento, valoran la razón y desprecian los “experimentos” que se han producido a lo largo de la historia.

–La mayoría se dedican a la investigación y la enseñanza, dependiendo del dinero público.

3- Los políticos. Alcanzar el poder es más fácil desde la demagogia de un partido de izquierda engañando  a una opinión pública poco ilustrada y que en su gran mayoría se desentiende de la política. Es  más fácil prometer el reparto que cifrar el éxito y el beneficio personal en el esfuerzo individual y en el trabajo.

Es más fácil hacerles creer que ellos son los buenos y que la derecha representa el egoísmo

Y es que para la muchedumbre que ven Sálvame, el socialismo  con su utopía solidaria es más atractivo que el capitalismo

La idea de justicia social es demagógica.   ¿Qué significa justicia social?  La justicia, como la democracia,  no puede  tener adjetivos.  La única condición es que sea igual para todos: para el que vive en un palacio o en una chabola.

Es bonito oir que la sociedad debe proporcionar a todos los individuos alimentos, educación, sanidad y vivienda. Pero la sociedad no es algo abstracto: la sociedad somos cada uno de nosotros. Y yo ¿estoy obligado a trabajar más para el bienestar de otra persona? ¿Y si esa persona no quiere trabajar? Ningún estado puede obligarme a ello. Además, este modelo no funciona. Distribuir la riqueza tiene efectos desastrosos en la producción

No hay derechos de los trabajadores, de los pensionistas, de los homosexuales, de los territorios. Los derechos son de los individuos, de todos y de cada uno de ellos.

4-La naturaleza humana, que nos inclina  a creer que alguien, en este caso  el papá estado nos resuelva los problemas.

Al ser humano le gusta la utopía y la utopía es lo contrario del capitalismo: el comunismo

5-Mentiras que recorren el mundo propagadas por la izquierda

1-Las naciones ricas (se cita siempre a EEUU) lo son porque explotan a las pobres.

No es cierto. EE UU es un país rico porque  porque tiene las mejores universidades y porque tiene grandes recursos y los utiliza bien.

2-El colonialismo enriqueció a los países europeos y empobreció a las colonias.

No es cierto. El país colonialista por excelencia, Inglaterra, invirtió mucho más en sus colonias que lo que extrajo de ellas. Pensemos en cómo estaban EEUU, Canadá, Australia, Irlanda o Nueva Zelanda cundo alcanzaron la independencia.

Portugal no comenzó a prosperar hasta que no se desembarazó de Angola y Mozambique. Y España, invirtió mucho, más en Africa (Guinea,  Sidi Ifni y Marruecos) que lo que extrajo de allí.

3-El libre comercio favorece a las naciones ricas.

No es cierto, las naciones que más están prosperando con la globalización son fundamentalmente Asia y  Africa: China, India, Brasil.

4-El Estado, es tanto mejor cuanto más dinero destine al gasto social

No es cierto. El Estado ha de conseguir que la necesidad de gasto social sea pequeña, por ejemplo gastar poco en el seguro de paro porque hay pleno empleo.

5-El Estado ha de redistribuir la riqueza.

No es cierto. El Estado no ha de repartir la tarta.  Ha de crear las condiciones para que esa tarta sea grande y que haya para todos.

Si la tarta es grande, aunque haya grandes desigualdades, los ricos y esa numerosa  clase media comerán los mismos alimentos, tendrán una sanidad parecida, tomarán los mismos medicamentos. No vivirán más años.

6-Nadie les dice que cuando uno se hace rico, beneficia  a la sociedad, por ejemplo creando puestos de trabajo.

7-  Nadie  les dice que en un sistema capitalista los más pobres tienen más posibilidades de prosperar. Es lo que ocurre en los EE UU. Si uno trabaja intensamente y cumple la ley, puede llegar hasta donde su talento y suerte le permitan, e integrarse en esa  clase media, que representa el 80 % de la población.

RESUMEN. Sólo se podrá vencer en las urnas a la izquierda, llevando la lucha política al terreno de las ideas. Convenciendo a la población que el capitalismo es superior al socialismo, también en el plano moral. Lo ha demostrado la historia.

A pesar de sus enemigos, el capitalismo y la democracia se extienden por el mundo cada vez más, y el comunismo y el socialismo se aplican cada vez menos.

 

Enrique Gómez Gonzalvo, Diciembre 2014

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s