10LA TRANSICION POLITICA

Pocos acontecimientos políticos han sido tan exaltados, alabados y enaltecidos como la transición. Y en pocos se han apropiado del mérito de la misma tan descaradamente los que no tuvieron ninguna participación en su desarrollo. Me refiero a Felipe González, del que muchos jóvenes creen que la democracia a España la trajo él.

Sin embargo, cada día se pone más en duda que la Transición haya sido tan ejemplar como se pensaba

ANTECEDENTES En 1969 se inicia la descomposición del franquismo. Los partidarios de que continuara la dictadura, como se demostraría más tarde, eran escasos.

La sociedad española, especialmente los jóvenes, deseaban que terminara la anomalía que representaba España en el mundo occidental, elegir al gobierno democráticamente y participar en las instituciones europeas, Mercado Común y OTAN.

En esto estaban de acuerdo tanto los vencedores de la guerra civil, como los vencidos. No es verdad lo que dijo Felipe González que llegó la paz pero no la reconciliación. El deseo de revancha de los vencidos estaba muy limitado.

El Partido Comunista era el único que había practicado una oposición a la Dictadura, sobre todo a través de su sindicato, Comisiones Obreros. Pues bien, Santiago Carrillo, su secretario general, hacía años que defendía la reconciliación nacional, olvidar viejos rencores y participar en unas elecciones democráticas.

El Partido Socialista, en la clandestinidad, cuya labor opositora al régimen de Franco había sido nula, había elegido Secretario General en el Congreso de Surenses de 1974 a Felipe González Márquez, que pronto renunciaría al marxismo.

La derecha no estaba organizada políticamente. Los partidos políticos de la época de la República habían desaparecido.

Las manifestaciones contra la dictadura de los estudiantes tenían una bajísima participación, no contando con el apoyo de la población, que les tiraban macetas y los mandaban a estudiar. No comprendían que ellos salían a la calle a redimir al pueblo y éste no quería ser redimido.
En resumen, la opinión más generalizada era la de enterrar a Franco, al que se le ofreció un homenaje multitudinario, pero era necesario terminar con el franquismo, instaurando la democracia.

SITUACIÓN POLÍTICA
La ideología predominante en el mundo era la social democracia. El socialismo real (el comunismo) avanzaba en todo el mundo y su triunfo parecía cercano y casi inevitable, sobre todo en África y América.

La Iglesia sufrió una crisis profundísima tras el Concilio Vaticano II. Gran parte del clero se pasaría al socialismo o al nacionalismo. Pablo VI, enemigo de Franco y preocupado por la situación de la Iglesia y el asesinato de Aldo Moro, estaba profundamente atormentado.

En España, la derecha democrática, de educación franquista como Adolfo Suarez sintonizaba más con el Tercer Mundo y el Movimiento de los No Alienados que con EE UU. Los poco liberales que había eran católicos y ligados al Opus Dei.

Pero de pronto surgieron Margaret Tacher, Ronald Reagan y Carol Wojtyla. Se estableció una alianza entre católicos y liberales (ateos, agnósticos, judíos o protestantes) y surgieron enormes protestas en los mineros polacos. Todos ellos contribuyeron a la caída del Muro de Berlín

TRANSICIÓN Fallecido el General Franco el 20 de noviembre de 1975 y elegido su sucesor, a título de rey Juan Carlos I, comienza el proceso: el paso de la dictadura a la democracia.

Primero se terminaría con el Régimen del General Franco, eligiendo un Gobierno y unas Cortes democráticas. Después se aprobaría una Constitución y se establecería el Estado de las Autonomías para solucionar los problemas nacionalistas

Este cambio se hizo “de la ley a ley”, mediante la aprobación en referendum de la Ley para la Reforma Política con el 82% de los votos favorable.
PERSONAJES
–Juan Carlos I. Había sido designado por el General Franco como su sucesor en la Jefatura del Estado a título de rey.

–Torcuato Fernández Miranda, antiguo Ministro Secretario General del Movimiento fue el autor intelectual.No intervino en la redacción de la Constitución, seguramente porque no estuvo de acuerdo con la llamada España de las Autonomías. Marchó a Londres y murió al poco tiempo completamente olvidado. Ni una calle se le ha dedicado al cerebro de la transición.

–Adolfo Suárez, no fue más que el ejecutor del guión de Don Torcuato

–Santiago Carrillo, secretario general de PC, aceptó creo que sinceramente las reglas democráticas y la monarquía

–La clase política de la dictadura, las cortes franquistas, que para que la libertad fuera posible, se hicieron el harakiri.

–El ejército, disciplinadamente obedeció al Rey, como le había ordenado Franco en su testamento

–El PSOE, en cambio, recomendó el “no” en el referéndum para la aprobación de la Ley para la Reforma Política. Quería la ruptura.

VALORACIÓN
El establecimiento de la democracia se realizó sin violencia, pero el régimen de las autonomías ha sido un fracaso
–En lugar de solucionar el problema de los nacionalismos vasco y catalán lo ha agravado y ahora estamos al borde de la secesión.
–Es carísimo y profundamente insolidario
–Todo ha terminado en una enorme corrupción de la clase política y de la justicia, habiendo dos familias especialmente que escapan a la acción de la justicia, los borbones y los Pujol.

EPILOGO Así como la Segunda República fue recibida con enorme alborozo y terminó en una guerra civil, la democracia también fue recibida con gran ilusión y Cataluña está partida en dos, independentistas y españolistas, que cada vez se odiarán más y una España muy debilitada como nación.

Enrique Gómez Gonzalvo, 12-12-14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s