12ESPIRITUALIDAD

Se refiere a la búsqueda de la trascendencia, a encontrar sentido a la vida, a nuestras relaciones o conexiones con una realidad superior. Es un concepto más amplio que religión. No existe religión sin espiritualidad, pero sí espiritualidad sin religión, como es el caso del budismo, que no es una religión porque no tiene dioses.
Nuestro cerebro puede generar experiencias místicas, religiosas, de trascendencia, no relacionadas con la materia. Es decir, que siendo materia, es capaz de producir experiencias no materiales.
Ello es posible porque tenemos un área de espiritualidad, como tenemos otra para el lenguaje o para regular el apetito. Es la que hace posible la creencia en seres sobrenaturales. Y está más desarrollada en unas personas que en otras.
Los creyentes dirán que ha sido puesta por la divinidad, para que nos podamos relacionar con ella. Los no creyentes pensarán que existe porque ha representado una ventaja para la evolución: los grupos humanos que la tenían más desarrollada conseguían una mayor cohesión social, por lo que ganaban en los combates, se reproducían y tenían mayor descendencia.
ÉXTASIS MÍSTICO El grado más intenso de espiritualidad es el éxtasis místico, también llamado visiones místicas, que es la unión máxima del alma humana con lo sagrado, con dios.
Es un estado de intenso placer, de felicidad, acompañado de una desconexión con la realidad y de una disminución del nivel de conciencia, es decir de la capacidad para interpretar los fenómenos externos

Santa Teresa lo describió como si un dardo de oro, con una punta de hierro le atravesara el pecho, produciendo un dolor intenso, sin que ella quisiera evitarlo y acompañado de un amor inmenso a Dios, en una situación muy placentera.

Existen situaciones en que se pueden producir “experiencias” parecidas a los éxtasis místicos
1-Los actos que organizaban los chamanes, curanderos, sacerdotes o guías espirituales de los cazadores del Paleolítico para ponerse en contacto y dialogar con los espíritus. Estos actos, con danzas y música, estaban precedidos de ayuno prolongado, aislamiento y meditación e ingerían determinados alcaloides que se encuentran en algunas plantas u hongos.

2-Los que están en situaciones de aislamiento o de ayuno prolongado, como los anacoretas del desierto en los primeros siglos de cristianismo o como los pastorcillos, a los que con tanta frecuencia se les ha aparecido la Virgen

3-Los que ingieren sustancias químicas (alucinógenos o drogas) o por estimulación eléctrica o magnética pueden llegar a una situación análoga al éxtasis místico

4- En ciertas formas de epilepsia (quizá fuera el caso de Santa Teresa)

5- Las personas que han estado muy cerca de la muerte describen una situación parecida al éxtasis: sensación de paz, de felicidad, de ir por un túnel oscuro al final del cual hay una luz blanca, brillante, con la sensación de sentirse fuera del cuerpo, flotando y observándolo desde lo alto
Extasis y Medicina. Quizá la base fisiopatológica del éxtasis consista en un aumento de la producción de endorfinas.

Se trata de unos neurotransmisores parecidos a la morfina que inhiben el dolor y producen una sensación de alegría y felicidad, por lo que se la llamado la hormona de la felicidad.

Algunas actividades, como escuchar música, bailar, caminar, ir en bicicleta, nadar, quedar con los amigos, tomar el sol, comer chocolate, meditación, etc. se sabe que aumentan su nivel en sangre, por lo que estas actividades son gratificantes

También aumentan en el enamoramiento, produciendo una vivencia continuada de placer, creando un fuerte vínculo sexual que alcanza su satisfacción máxima durante el coito, donde aumentan hasta 300 veces sus valores normales.

ESTIGMA Son lesiones cutáneas que simulan la pasión de Cristo. Aparecen en las palmas de las manos y dorso de ambos pies (los clavos) y en el tórax (la lanza).
Casi todos estigmatizados han tenido episodios de éxtasis. Santa Teresa de Jesús, en cambio, gran mística, no tuvo estigmas cutáneos. El número total de estigmatizados estudiados o conocidos es de 380. El primero fue San Francisco de Asís.
Para empezar digamos que los estigmas ni son milagro ni son fraude. Tienen su explicación médica: la emoción produce síntomas y estos, lesión orgánica.
Los estigmatizados suelen tener unas características comunes: más frecuente en mujeres, de profunda religiosidad, que se identifican con Cristo crucificado, que viven en ambiente muy religioso y no muy inteligentes.
Lo típico de su personalidad es la inseguridad, la indecisión, y la dependencia de otras personas.
LEVITACIÓN MÍSTICA
Es la sensación de elevarse en el aire o de ser transportado a las alturas, algunas veces por una corte de ángeles. Dicen que aparece en el curso de algunos éxtasis.
Santa Teresa lo describe así: “Mi alma era arrebatada y casi siempre mi cabeza y alguna vez todo mi cuerpo también, de forma que eran levantados de la tierra”
No está probada su existencia.
La religión, la otra faceta de la espiritualidad, la dejamos para otro día.

Enrique Gómez Gonzalvo, 30-12-2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s